Comunidad Valenciana

El sector del juego exige reabrir en Comunidad Valenciana, la única que mantiene su cierre

  • Las empresas estiman pérdidas de 129 millones en la región por el cierre
  • Tras la apertura en el resto de CCAA, consideran que peligran 7.000 empleos
Casino de Cirsa en Valencia.

El Consejo Empresarial del Juego, CeJuego, la principal patronal del juego privado en España, reclama a la Generalitat Valenciana la apertura de los locales y establecimientos de juego en la región, siendo los únicos que permanecen cerrados en toda España.

Según la patronal, la situación, que se prolonga desde hace dos meses, está afectando al futuro y viabilidad de 133 empresas valencianas del sector, además de poner en peligro los cerca 7.000 puestos de trabajo directos, que ascenderían a 30.000 de manera indirecta. El sector calcula unas pérdidas de 129 millones de euros, que se suman a las registradas en 2020 por la crisis de la Covid-19.

Las empresas reclaman conocer los criterios que han llevado al Gobierno valenciano a continuar con el cierre de sus establecimientos, a pesar de contar con medidas adicionales de seguridad y prevención sanitarias, aplicadas desde que empezase la crisis hace un año. Recuerdan que sus establecimientos cuentan, entre otras medidas, con control y limitación de aforo, personal para garantizar las distancias de seguridad y sistemas de ventilación para renovar el aire de los locales de manera constante.

Desde el sector remarcan que otras comunidades, como Cataluña o Baleares, que hasta hace unas semanas estaban en la misma situación, han decidido abrir estos locales por no presentar ningún riesgo y seguir así las mismas directrices que con otros sectores.

La incidencia acumulada se sitúa en la comunidad por debajo de 50, es decir, en nivel de alerta bajo. Por esta razón, desde el sector argumentan que no hay ningún dato sanitario que justifique que se restrinjan los derechos y libertades de las empresas y trabajadores de un único sector en toda la Comunidad Valenciana, obligando a bingos, casinos y salones de juego a permanecer cerrados totalmente sin ofrecer desde el Consell ninguna alternativa.

Esta grave situación del sector en Valencia también está afectando a las arcas de la Generalitat, ya que está dejando de ingresar cerca de 26,3 millones de euros por los impuestos del sector.

Para Alejandro Landaluce, director general de CeJuego, "el sector en Valencia está pasando por una situación límite, sin ingresos y con el riesgo de perder más de 7.000 puestos de trabajo. No es admisible que la Generalitat prolongue el cierre de los locales, siendo la única comunidad autónoma con estas restricciones. Todos nuestros establecimientos cuentan con las medidas de seguridad, aforo, control y prevención, por lo que el cierre no se debe a criterios técnicos o sanitarios".

La entidad ha pedido una reunión urgente con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y la Consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, para exponer la grave situación de las empresas valencianas y solicitar una apertura inmediata de los locales para salvar a un sector que contribuye con el 0,45% del PIB nacional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin