Comunidad Valenciana

El metal valenciano reduce un 17% su negocio y pierde 10.000 empleos por el Covid

  • El sector de venta y reparación de coches cae un 20,6% en 2020
Vicente Lafuente.

La crisis sanitaria ha dejado huella en la actividad de las empresas valenciana del metal, con una caída de la facturación del 17% en 2020 y el recorte de algo más de 10.000 empleos.

Unas cifras que recoge el informe sobre el "Impacto de la Crisis Sanitaria en el Sector del Metal Valenciano Año 2020" elaborado por la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval).

La muestra representa a todos los sectores de la ndustria, instalaciones, venta y reparación de vehículos, y comercio del metal.  El peor dato lo registra la venta y reparación de vehículos al sufrir un descenso del 20,6%, indicador que ha sido menor en el comercio del metal situándose en un -11,6%.

El año 2020 se ha saldado también con una pérdida de 10.122 empleos en el último trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. Esta cifra supone un retroceso del 5,07% y pasar de 200.000 empleos en la Comunidad Valenciana a 189.591.

Con esta disminución de la actividad productiva, las empresas del metal otorgan un 5,8 a la situación sobre una base de 0 a 10. En enero se partía con una desaceleración del crecimiento de la economía que provocó un descenso de la valoración del 7,5 al 6,1 de enero a febrero. En marzo, con el confinamiento cayó al 3,8 (el índice más bajo registrado de la serie histórica recogida por Femeval en su Informe de Coyuntura Trimestral).

Posteriormente, la nota ha ido mejorando paulatinamente, pero el mantenimiento de la incertidumbre ha parado esta mejoría al quedarse estabilizada en el mismo nivel desde septiembre.

Las expectativas para el primer trimestre de 2021 se mantienen en un tono neutral, ligeramente más pesimista que hace tres meses con un valor de 39,3 puntos. Según destaca el presidente de Femeval, "a diferencia de periodos anteriores donde los contagios estaban más controlados, el clima de incertidumbre actual es mayor porque la abrupta expansión de esta pandemia nos expone a cualquier tipo de restricción por parte de unas Administraciones, que están dando palos de ciego para capear la situación. Por lo tanto, hasta que no se normalice este escenario, no podremos ver clara la senda de la recuperación y reactivación económica en el sector".

Menos inversión

Respecto al impacto en la gestión empresarial, además de la agilidad en los cambios para adaptarse a una realidad cambiante, destaca la decisión de paralizar inversiones y los problemas de financiación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin