Universidades

El rector de la UCM reclama una financiación estable, bajar tasas y un acuerdo por la educación universitaria

Cifuentes apuesta por la rebaja de tasas y el aumento de becas y ve "motivos razonables para augurar que éste va a ser un buen curso universitario".

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Andradas, ha reclamado este miércoles una financiación estable para las universidades públicas madrileñas y bajar las tasas universitarias, al tiempo que ha urgido al Gobierno y a los grupos políticos a alcanzar un acuerdo por la educación universitaria madrileña.

Así lo ha dicho en la apertura del curso universitario que ha tenido lugar en el Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), a donde han acudido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y los portavoces de los grupos parlamentarios de PSOE, Ángel Gabilondo; Podemos, José Manuel López, y de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado.

Andradas ha apostado por la calidad del servicio público que prestan las universidades públicas, y ha expuesto que para ello necesitan "una política de financiación estable y sostenida en el tiempo, que permita planificar y desarrollar proyectos y objetivos a largo plazo". Además, ha reclamado más autonomía universitaria y exigencia de transparencia y rendición de cuentas.

"Necesitamos una financiación estable, sostenida y transparente en los mecanismos de asignación y ejecución que incluya un capítulo de inversiones", ha sostenido Andradas, que ha tildado de "buena noticia" que la Comunidad vaya a devolver 259 millones de euros a las universidades madrileñas, pero ha indicado que aún así "quedan pagos pendientes", por lo que, desde "el diálogo", seguirán reclamando lo que se les adeuda.

Además, ha considerado que deben "poner los medios para que esta situación no vuelva a repetirse", ya que ahora se están recuperando cantidades aprobadas hace ocho o nueve años.

BAJADA DE TASAS

El rector ha criticado el aumento en un 40 por ciento de las tasas universitarias en los últimos años, lo que ha hecho que estudiantes hayan sido "expulsados de las universidades".

Ha afeado que "cursar un Grado en Madrid cuesta más del doble que en otras regiones" y ha señalado que se ha visto que "sólo con la bajada del diez por ciento del curso anterior ya hubo ligero repunte de matriculados".

"Creo que hay que seguir por la senda de la adecuación de nuestras tasas a precios públicos de otras comunidades", ha apuntado. Una adecuación, ha precisado, que "debe estar recogida y compensada en la financiación de las universidades públicas". Además, ha abogado por que las tasas de los másteres sean las mismas que las de los Grados.

Por otra parte, se ha referido a la elaboración de una Ley de Espacio Superior Universitario. "En estos momentos en que la ciudadanía reclama pactos por educación tienen ustedes una oportunidad magnífica para hacer de esta ley un acuerdo madrileño por la educación superior", ha urgido a los presentes.

"Una ley sólo tendrá el largo recorrido que necesita si nace con amplio consenso, un consenso en esta materia debería ser posible y consolidaría nuestro sistema universitario madrileño. Cuenten con los rectores", ha remarcado.

MOTIVOS PARA "UN BUEN CURSO"

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que hay "motivos razonables para augurar que este va a ser un buen curso universitario" y es que ha señalado que este curso "los alumnos se encuentran en una situación donde las universidades madrileñas son algo más accesibles". "Mi compromiso con la universidad es absoluto, sincero y rotundo", ha recalcado.

"Es cierto que la enseñanza universitaria en la Comunidad sigue siendo muy cara y la Comunidad de Madrid, tristemente, está a la cabeza, tras Cataluña, en precios públicos para poder estudiar", ha admitido Cifuentes, que, no obstante, ha destacado que en los últimos quince meses ha habido dos bajadas de tasas universitarias.

"Mi objetivo es mantener esta senda, seguir aumentando becas y reduciendo las tasas para conseguir que esta universidad sea más accesible para todos", ha continuado la popular, quien ha agradecido "la disposición al diálogo y trabajo conjunto" de los rectores a lo largo de su año al frente de la Comunidad de Madrid.

Así, ha destacado que su "mayor deseo" es que en este curso se pueda mantener esa "estrecha colaboración" entre el Ejecutivo autonómico y los rectores de las universidades públicas y ha abogado por "seguir avanzando por el mismo camino" del diálogo y el trabajo conjunto".

Entre otras medidas para este curso, la presidenta ha destacado los 1,5 millones de euros en becas para que alumnos con situaciones económicas desfavorables continuar sus estudios.

Además, para atraer el talento investigador ha remarcado una nueva convocatoria de ayudas y los tres millones de euros que se han destinados a investigadores doctores que trabajan fuera de España.

También, en el Programa Operativo de Empleo Juvenil se han lanzado dos convocatorias y hoy mismo se publica una tercera que incluye 150 ayudas predoctorales y 150 postdoctorales, que se incorporarán a grupos de investigación madrileños, ha indicado.

CONTRA LAS TASAS "DESORBITADAS"

El representante de los Estudiantes en el Consejo de Gobierno, Santiago Rincón, ha puesto la vista en Mayo del 68 destacando que se recuerda aquel mes en Francia, así como la Residencia de Estudiantes, y como se recordará este curso.

Ha criticando las "desorbitadas tasas" que en la Comunidad tienen "uno e los niveles más altos del estado"; ha dicho que en la universidad la discriminación "está a la orden del día" y las vidas de los estudiantes, abocadas a sumergirse en un sistema de consumo. Sin embargo, ha dicho que ellos lucharán por otro mundo.

Por una universidad que no deje fuera a nadie por razones económicas y en contra de un sistema que recorte el tiempo de carrera. "No queremos el 3+2", ha aseverado, para decir que supondría "un encarecimiento neto de las titulaciones".

Ha rechazado la LOMCE y se ha opuesto al "inopinado" plan de reestructuración del que se les quiere hacer objeto, al tiempo que ha rechazado que se elimine la Filosofía.

Además, ha esperado que este curso se desarrollen protocolos para atacar las violencias "sistemáticas" que también tienen lugar en la universidad.

MENSAJE "TRANQUILIZADOR" ANTE LA DESAPARICIÓN DE LA SELECTIVIDAD

Por otra parte, el Rector se ha referido a otros retos a los que se enfrenta la universidad a lo largo de este año. En primer lugar, a la desaparición de la Selectividad. En esta materia, ha querido lanzar un "mensaje claro y tranquilizador" a los estudiantes y a sus familias. Las universidades desean un acceso "objetivo" y "transparente" y no pruebas adicionales, ha explicado.

En cuanto al debate sobre la posible implantación de los Grados de 3 años, ha considerado que si lo que se quiere es que se adquieran competencias que faciliten las salidas laborales "es más que difícil lograrlo en muchísimas disciplinas en tres años", por lo que ha advertido de que los jóvenes se verán obligados a "cursar másteres de dos" años.

Por último, ha visto con buenos ojos la llegada de un nuevo plan de tecnología e innovación, pero ha apostado por que se dote al plan con un presupuesto "suficiente".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin