Turismo y Viajes

FlixBus desembarca en España

Viajar en buses ecológicos por toda Europa, a precios muy asequibles (desde 9 euros), asientos espaciosos y wifi gratuito. Es la atractiva tarjeta de presentación de los autobuses verdes FlixBus (www.FlixBus.es). La start-up alemana, fundada en 2013, expande su red internacional con la entrada en España. Desde el pasado 31 de marzo ofrece dos trayectos diarios entre Barcelona con Francia e Italia. En 2015, FlixBus ofreció 80.000 rutas diarias entre 700 destinos europeos y transportó más de 20 millones de pasajeros.

La mayor red europea de autobuses

André Schwämmlein, fundador de FlixBus y su director general, asegura que las nuevas rutas transfronterizas desde Barcelona a Francia e Italia son sólo el primer paso en el mercado español. Alemania será el siguiente país conectado con Barcelona. "Además, muy pronto extenderemos nuestro servicio a nuevos lugares en España".

FlixBus busca diferenciarse a los ojos del viajero como un medio de transporte ecológico y económico, pero con el mejor servicio. Esto incluye reserva y cambio gratuitos hasta 15 minutos antes de la salida programada, wifi también gratis, asientos espaciosos y con enchufes, autobuses nuevos y la posibilidad de transportar hasta tres piezas de equipaje. Los billetes y toda la información sobre todas las ventajas de este operador de transporte están disponibles en su web en español www.FlixBus.es y en la app de FlixBus.

Bettina Engert, portavoz de FlixBus.es, subraya otra de las facetas singulares de esta compañía: el interés por lo ecológico. "Los autobuses son el medio de transporte más eficiente y el que menos afecta al medio ambiente. Pero además los clientes de FlixBus tienen la posibilidad de compensar las emisiones de CO2 y viajar sin dejar huella de carbono", explica.

Orígenes como start-up

FlixBus se fundó tras la liberalización del mercado ferroviario en Alemania, con la pretensión de levantar un modelo de negocio innovador y con la cooperación de empresas de autobuses regionales. Pocos meses después de su creación, la compañía de Schwämmlein ya gestionaba su propia red internacional de rutas.

"Con la combinación del espíritu emprendedor y la tecnología innovadora con pequeñas y medianas empresas tradicionales, hemos establecido un medio de transporte completamente nuevo", argumenta Schwämmlein. El emprendedor alemán sintetiza el proyecto en que "simplemente hemos conseguido que viajar en bus sea sexy de nuevo".

En 2015, tras controlar el mercado alemán, FlixBus comenzó a internacionalizar su modelo de negocio ofreciendo conexiones transfronterizas a Escandinavia y lanzando rutas domésticas en Francia, Holanda e Italia. Para el primer cuatrimestre de 2016, la compañía tiene anunciada su expansión a Europa central y del este, y su ruta transnacional a Gran Bretaña.

FlixBus tiene actualmente oficinas en Múnich, Berlín, París, Zagreb y Milán, y cuenta con el apoyo del inversor americano General Atlantic para respaldar su internacionalización.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin