Turismo y Viajes

2019, el gran año de la gastronomía dominicana

Longaniza frita con tostones

Para República Dominicana, 2019 ha sido el "Año de la Gastronomía" con mayúsculas. La revalidación del título de Capital de la Cultura Gastronómica del Caribe, otorgado por la Academia Iberoamericana de Gastronomía (AIG), fue la "excusa" perfecta para que el Gobierno dominicano se decidiese a impulsar la gastronomía como un atractivo singular dentro de su oferta turística.

"Siendo un destino asimilado por los viajeros como un edén caribeño de playas de ensueño, posicionar la gastronomía como un producto turístico inspirador del viaje constituía todo un desafío", comenta Karyna Font-Bernard, directora de la Oficina de Promoción Turística de República Dominicana para España y Portugal.

La OPT radicada en Madrid ha promocionado muy activamente la gastronomía dominicana con diferentes acciones realizadas a lo largo del año, encaminadas a dar a conocer los platos emblemáticos de la cocina popular dominicana, así como a divulgar, de un lado, sus orígenes y, de otro, el grado de evolución de una gastronomía que alcanza cotas de excelencia en los restaurantes de vanguardia.

Eventos gastronómicos señalados

Entre las acciones específicas acometidas en 2019 para posicionar la gastronomía dominicana como producto turístico emergente cabe destacar la realización del primer press trip de gastronomía y la organización de eventos gastronómicos dirigidos a la prensa. Su objetivo fue dar a conocer a los periodistas especializados en gastronomía y turismo esta cocina única que es referente del Caribe.

Así, la OPT trajo a España, en marzo, a la chef Esperanza Lithgow, asesora gastronómica del Ministerio de Turismo, para ofrecer a la prensa un menú elaborado en clave de alta cocina, pero que reflejase fielmente la esencia de las distintas regiones de República Dominicana. El tradicional sancocho, versionado con modernidad, y el clásico pescado con coco, tan característico de Samaná, fueron dos de las recetas típicas dominicanas que los periodistas degustaron.

Esperanza Lithgow

Meses antes, en la cena de gala de la pasada Navidad, la OPT ya situó la gastronomía en primer plano al ofrecer a la prensa un menú a cargo del chef Santiago Arias, que mostró la autenticidad de la cocina criolla, resultado del original sincretismo de tres influencias gastronómicas: la europea -fundamentalmente, española-, la africana y la taina -tradición culinaria precolombina que aporta tanto productos autóctonos como formas de preparación propias-.

En aquella ocasión se pusieron en valor recetas tan típicas como la bandera, un plato que no falta en ningún hogar dominicano, o el casabe, ese pan ácimo elaborado a base de yuca que se preparaba antes de la llegada de Cristóbal Colón y que a día de hoy los dominicanos siguen consumiendo. Hasta el punto de que está en marcha el proyecto de su candidatura como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO.

Finalmente, el pasado mes de noviembre tuvo lugar otro gran evento para ensalzar la cocina dominicana. "Experiencia República Dominicana en Madrid. Capítulo Gastronomía" fue un auténtico despliegue de divulgación al reunir en la capital española a los principales miembros de la Academia Iberoamericana de Gastronomía y de la Academia Dominicana de Gastronomía. Durante varias jornadas y en diferentes actos programados se habló ampliamente de la gastronomía dominicana, de su evolución a lo largo de más de 500 años, de su proyección internacional y, por supuesto, de su potencial para atraer turistas al país.

"Todos los destinos se esfuerzan por potenciar aquellos atractivos que les diferencian más allá de lo evidente, que les muestra auténticos a ojos del turista actual; y por eso República Dominicana seguirá promocionando su gastronomía, porque es una de nuestras señas de identidad cultural", concluye la directora de la OPT para España y Portugal.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0