Turismo y Viajes

El vermut del hotel Pulitzer, un imprescindible para el invierno

El invierno no es sinónimo de hibernación, sobre todo en España. Para adaptarse a los nuevos horarios de ocio durante esta estación, el Hotel Pulitzer de Barcelona, situado a unos pasos de la concurrida Plaza de Cataluña, abre las puertas de su terraza los fines de semana con una propuesta muy especial: el Vermut del Pulitzer.

Así, este mítico espacio, uno de los primeros en abrir sus puertas al público general, está abierta sábados y domingos desde las 12 del mediodía. El hotel dispone de todo para un perfecto aperitivo de inconformistas: sesiones de DJ, tapas, barbacoa, mantas y estufas por si aprieta el frío, mucho vermut y hasta un espacio especial para los más pequeños de la casa. Aquellos que quieran alargar este momento y juntarlo con la hora de la comida, encontrarán una deliciosa carta para picar o comer, diseñada por el chef del hotel, Olly Melhuish.

La carta de tapas y platillos está inspirada en las propuestas gastronómicas de las tascas de la Barceloneta. Más allá de las tapas clásicas, como croquetas de pollo y trufa, ensaladilla o patatas bravas, se sirven tablas de ibéricos, platos internacionales –dips de hummus, guacamole, pesto de espinacas y nueces- y sabrosas opciones vegetarianas.

Si se opta por raciones individuales, entre los 'Pulitzer Bites' se encuentran platos como brie frito con miel de trufa, boniato frito con parmesano y salsa tártara, o la popular sección de la carta de platos a la barbacoa: brioche de "Butifoie" con salsa Jack Daniels, manzana verde y pimiento verde; o una opción vegetariana con pan plano hecho en casa al momento con albahaca, calabacín asado, tomate seco y piñones.

La programación de DJs está, obviamente, a la altura de la propuesta gastronómica del Vermut del Pulitzer. DJ Kowalski pincha como residente cada domingo, mientras que DJs invitados lo hacen cada sábado. El mes de diciembre empezará el día 7 con el set de Ivan Ivanóvich y seguirá el 14 con Anibalsons, el 21 con Joan S. Luna, y Roosticman para acabar cerrar el último sábado del año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.