Turismo y Viajes MODULO

La Mesa del Turismo rechaza la congelación de tarifas aeroportuarias aprobada por AENA

Pista de aterrizaje en el Aeropuerto Madrid Barajas. Foto: AENA

La Mesa defiende que las tarifas deberían mantener la senda de reducción que se había anunciado hasta 2021 porque incentivaría el tráfico aéreo, la actividad turística, el empleo y la recaudación fiscal en un contexto de freno e incluso caída de nuestro turismo internacional por la recuperación de los países competidores.

La Mesa del Turismo lamenta que el Gobierno, a través de ENAIRE, accionista mayoritario de AENA, se haya alineado con la posición del anterior Ejecutivo y haya aprobado en el Consejo de Administración de AENA congelar las tarifas aeroportuarias en 2019, en contradicción con la posición que mantuvo como Grupo Socialista cuando estaba en la oposición.

La Mesa del Turismo defiende que el mantenimiento de la reducción de las tarifas aeroportuarias, tal y como estaba previsto para el horizonte 2021, y se ha efectuado en 2017 y 2018, es una medida que fomenta el tráfico aéreo, la actividad turística y, por tanto, la economía, el empleo y la recaudación fiscal como se ha demostrado en estos dos últimos años.

La Mesa del Turismo considera que los resultados económicos de AENA en su primer semestre del presente ejercicio, con un crecimiento del beneficio neto del 11,6 % hasta los 514,5 millones de euros, justifican la petición de reducción tarifaria solicitada por las compañías aéreas en línea con la previsión recogida en el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) aprobado para el quinquenio 2017-2021, que contempla la reducción en las tarifas aeroportuarias de un 11 % acumulado en los próximos años de aplicación, a razón de una bajada del 2,2 % anual.

La congelación tarifaria aprobada ha causado malestar en el sector turístico que esperaba que el Gobierno, en línea de sus manifestaciones como Grupo Socialista entonces en la oposición, y a través de ENAIRE, como accionista mayoritario, tuviese en cuenta más los intereses generales, e incluso los de la propia AENA, de promover sus ingresos por la vía del crecimiento de tráfico, como en los dos últimos años, que a través de mantener las tarifas a costa de crecimientos del tráfico.

Esa congelación supone un obstáculo a la competitividad del sector turístico español en un contexto caracterizado por la fuerte competencia que están ejerciendo los destinos alternativos y en el que el turismo internacional en España empieza a dar signos de que estar tocando techo, como pone de relieve la caída en los primeros 6 meses del año de las pernoctaciones con especial relevancia en los mercados británico y alemán, los dos principales mercados emisores hacia España, a lo que se suma la subida de los carburantes que está elevando los costes de transporte.

Por ello, la Mesa del Turismo cree que el Gobierno, a través de ENAIRE, como accionista mayoritario de AENA, ha perdido una buena oportunidad de apostar por mantener la reducción de las tarifas aeroportuarias para el próximo año 2019. No hacerlo, significa no apostar por obtener más ingresos a través de más tráfico con menos ingresos unitarios como ha venido ocurriendo en 2017 y 2018, frente a menos tráfico con más ingreso unitario, y supondrá un freno al tráfico aéreo e, indirectamente, al turismo y con ello al empleo y la recaudación fiscal derivada de la mayor actividad.

En definitiva, el Gobierno, en tanto accionista mayoritario ultimo de AENA, con esa congelación ha apostado por mayores beneficios como accionista, frente a mayores ingresos fiscales por IVA, IRPF e impuesto de sociedades e, incluso, posiblemente también, mayores beneficios en AENA por la vía de más tráfico con menos ingreso por unidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado