Transportes

El puerto de Bilbao critica la polémica con el buque Juan Carlos I: "Es artificial"

  • La Autoridad reclama las competencias y eliminar el fondo de compensación

El presidente del Puerto de Bilbao, Ricardo Barkala, ha tomado distancia con la polémica abierta por Bildu y otros partidos de izquierdas del País Vasco contra la llegada del buque Juan Carlos I. El primer espada de la Autoridad Portuaria ha tachado de "artificial" el conflicto y ha asegurado que "las protestas fueron mínimas"

"Hay que tomar las cosas normalidad. La Armada está haciendo unas maniobras y atracó en el Puerto y eso es lo normal. En política todo se exagera", sentenció Barkala. En este punto recordó que ya está planeada la visita de Juan Sebastián Elcano, que pasará por su pueblo natal. Se espera que su llegada tenga la misma buena acogida por la ciudad que ha tenido la de buque Juan Carlos I, que aunque fue criticada por algunos partidos políticos tuvo colas para ser visitado.

Barkala ha defendido la visita del buque de la Armada en un desayuno organizado por Executive Forum en el que ha pedido más libertad a Puertos del Estado para ser una empresa de verdad y gestionar mejor sus recursos. Así, ha solicitado la transferencia de todas las competencias de la infraestructura a la Comunidad Autónoma, tal y como se recoge en el estatuto de Guernika, y que se elimine el "intervencionismo", "control" y "burocracia" por parte del Gobierno central y de Puertos. "La actual situación condiciona nuestra gestión y funcionamiento limitando nuestra actividad y la capacidad de llegar a acuerdos porque siempre nos falta algún papel de Hacienda", criticó Barkala.

En este punto, ha reclamado que se elimine el fondo de compensación interportuario porque no potencia la competitividad y que se cambie la ley de puertos para que no se trate a todas las infraestructuras por igual puesto que no son lo mismos. "Cómo es posible que todos los puertos tengan la misma regulación y reglas del juego. Las necesidades y las regalas no deben ser las mismas para Barcelona que para Vila García, para Algeciras que para Motril. Parece innegable que la normativa de aplicación se equivocó en esta posición englobadora. Perjudica al crecimiento y a la competitividad", sentenció el presidente del Puerto de Bilbao.

"¿Cómo es posible que todos los puertos tengan la misma regulación y reglas del juego?"

En definitiva, el puerto pide autonomía de control para poder ser una "empresa de verdad" que controla su política de tarifas y sus planes de inversiones mientras que exige a Puertos "recuperar el papel de coordinador del sistema en relación con las grandes inversiones y alejado posiciones intervenciones de la gestión".

Un cambio que reclama en un momento de incertidumbre en el comercio internacional y en la política con el Brexit y las iniciativas de Donald Trump. Y es que la salida del Reino Unido de la UE les afecta directamente ya que se puede colapsar sus capacidad en un momento en el que tienen el 90% de su superficie concesional ocupada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

das
A Favor
En Contra

españa necesita una buena purga...

Puntuación 0
#1
Cum.fraude
A Favor
En Contra

Está claro que todos buscan el pesebre o la poltrona y, encima con recursos públicos, mandan a 4 perroflautas o 4 marujas, a manifestarse en contra de lo que les interesa, actuando como grupos de presión o lobbies, pero a la gente de a pie se la bufa.

Lo que se quiere es trabajo, vivienda, seguridad,.. y no el continuo enfrentamiento y los gastos disparados de la patulea política, vasca, catalana, y hta nacional!

Puntuación 1
#2