Transportes

Rolls-Royce se une a la alianza de Airbus y Siemens para probar con aviones híbridos en 2020

  • Intentarán que los vuelos sean más silenciosos y sostenibles
El prototipo E-Fan X de Airbus, Siemens y Rolls-Royce.

Airbus, Rolls-Royce y Siemens han formado una asociación para intentar poner en el aire aviones de cien plazas con motores híbridos. En principio, se probará con vuelos de corta distancia en 2020 y las compañías esperan que sean el futuro de la aviación comercial. El fabricante británico de motores desarrollará un motor de dos megavatios. l ¿Aviones sin piloto? Airbus busca nuevas formas de ahorrar costes

El prototipo de avión ya tiene nombre E-Fan X y utilizará tres motores a reacción de gas y uno eléctrico con una potencia de 2 MW. Airbus, Rolls-Royce y Siemens se han marcado el objetivo de hacer vuelos de pruebas en 2020. Para ellos trabajarán con el modelo BAe 146, un jet privado de cien plazas.

"El E-Fan X es un paso importante para convertir el vuelo eléctrico en una realidad y allanará el camino para que la tecnología sea utilizada en aviación comercial de manera segura, eficiente, y rentable ", ha informado Paul Eremenko, director tecnológico de Airbus, que confía que la propulsión híbrida-eléctrica sea la tecnología del futuro de la aviación.

El futuro de la aviación

El prototipo E-Fan X servirá para desarrollar los sistemas de propulsión de alta potencia y poner a prueba el rendimiento en las condiciones que vuelan las aeronaves tradicionales. El programa también tiene como objetivo establecer los requisitos para la futura certificación de aeronaves de propulsión eléctrica, mientras se capacita a una nueva generación de diseñadores e ingenieros para llevar un avión comercial híbrido-eléctrico.

El sistema de propulsión eléctrica del E-Fan X obtiene su potencia de un generador que funciona con una turbina en el fuselaje. El despegue y el aterrizaje contarán con el respaldo de baterías de iones de litio, cada una de las cuales tendrá 700 kilovatios de potencia.

Airbus se encargará en la integración de los motores en los controles de vuelo, mientras Rolls-Royce será responsable del desarrollo del motor eléctrico de dos megavatios y Siemens será el proveedor tecnológico. Airbus y Siemens ya colaboraban en E-Aircraft Systems House en la tecnología para motores eléctrico.

Los compromisos de la Comisión Europea en Medio Ambiente para 2050 marcan una reducción del 75% en emisiones de CO2, del 90% de dióxido de nitrógeno (NO2) y del 65% de ruido para la aviación comercial. Airbus, Rolls-Royce y Siemens reconocen que actualmente no existe tecnología que pueda alcanzar estos objetivos. Las compañías están invirtiendo millones en investigar y desarrollar distintas tecnologías. Los motores híbridos se consideran los avances más prometedores.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin