Transportes

Cabify y Uber pagan más impuestos que los taxis

  • El taxi tributa 150-180 euros al trimestre y la VTC paga 1.800 euros
Foto: Reuters.

La guerra entre los taxistas y las operadoras de vehículos de alquiler con conductor (VTC) no ha hecho más que empezar. El último capítulo lo ha protagonizado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, quien señaló, la pasada semana, que la única función donde su departamento tiene competencias en el conflicto entre el sector del taxi y los VTC es evitar que las licencias de los vehículos sin conductor se usen con fines especulativos.

Fedetaxi valoró "positivamente" las medidas normativas que el Ministerio de Fomento ha anunciado para evitar la especulación con las licencias de VTC, si bien asegura que "estarán vigilantes" para que "se concreten en el corto plazo y no sean puro artificio". Por su parte, Eduardo Martín, presidente de Unauto VTC, señaló que "lo que no es admisible es que las autorizaciones del taxi puedan transmitirse libremente mientras que se restringe la transmisión de VTC. Es un agravio comparativo inaceptable.

Si quieren aplicarse medidas contra la especulación en la venta de autorizaciones, el primer sector al que hay que apuntar es al del taxi". Si bien es cierto que una licencia de taxi cuesta entre 150.000 y 200.000 euros y una de VTC entre 50.000 y 65.000, también es verdad, según explica Martín, que las licencias de taxi se amortizan bastante antes ya que [ver cuadro adjunto] las VTC pagan hasta nueve veces más impuestos por su cotización por estimación directa, es decir, sobre todo el beneficio anual real, y no sobre una estimación previa (módulos), la mayoritaria entre los taxistas.

"Las licencias siempre han oscilado según ha variado el mercado de trabajo y la situación económica. En la mayoría de los casos, una licencia de taxi no se compra para especular y comprar y vender para hacer negocio, sino que supone la compra de un puesto de trabajo", indica Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi y la Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE).

En cualquier caso se impone un nuevo escenario, con liberalización o no, en el que puedan caber todos los actores. "Creemos en la necesidad de crear un marco normativo en España ya que, junto con Argentina, nuestro país es el que más trabas burocráticas pone a la evolución del sector de la movilidad.

Sin embargo, el portavoz de Uber habla directamente de liberalización de las licencias VTC, ya que "favorecería una importante bajada de precios en el sector del transporte urbano, de hasta un 50%, la creación de miles de puestos de trabajo, más de 77.000, y la progresiva sustitución del vehículo privado por otras formas de movilidad".

En su opinión, la aprobación en noviembre de 2015 del Rott en materia de arrendamiento de vehículos con conductor en España supuso la confirmación de unas restricciones desproporcionadas a la competencia y proponen no una desregulación sino la adaptación normativa que actualmente favorece y protege al sector del taxi.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud