Transportes

La ampliación del Puerto de Valencia disparará el tránsito de camiones de 2 a 5 millones

  • Crecerá un 141% en 34 años si el tren no gana terreno a la carretera
  • La UPV urge a crear un acceso norte ante tal previsión de tráficos
  • Su estudio augura la creación de 6.000 empleos con la infraestructura
Carga de un contenedor en un camión en el Puerto de Valencia. Foto: GUILLERMO LUCAS
Valencia

La ampliación norte del Puerto de Valencia disparará el tráfico por carretera hasta los 5,2 millones de TEU (unidad de medida del contenedor portuario que carga un camión) frente a los 2,2 millones desplazados en 2018. Esta es la previsión de la Universitat Politécnica de València para el año 2052, con la ampliación norte a pleno rendimiento y tomando como referencia el actual reparto modal de transporte (en el que el 92% lo absorbe la carretera y solo un 7% el ferrocarril).

La cifra se desprende del informe realizado por la UPV sobre el impacto de la nueva terminal de contenedores del recinto valenciano, y sirvió a Vicent Esteban Chaparría, director del Instituto de Transporte y Territorio de la universidad (Itrat), para reivindicar en su presentación que la ampliación vaya acompañada de un nuevo acceso directo al espacio proyectado, de 1,3 millones de metros cuadrados. No en vano el incremento de los contenedores desplazados por carretera sería del 141% en el mencionado intervalo de 34 años.

Por ello, el catedrático urgió a acometer mejoras tanto en la red ferroviaria, que tildó de "muy deficiente", como en las carreteras V-30, V-21, V-31 y el by-pass de la A-7, que presentan "fuertes limitaciones". En la misma línea, apostó por el 'acceso norte', que según su análisis supondría un ahorro de 53,3 millones de euros al año por desvío de tráfico y 18,8 millones por descongestión, así como la reducción de 23 millones de litros de combustible y 40.195 toneladas de CO2.

El estudio, además, prevé que la futura terminal de la ampliación norte del Puerto de Valencia genere alrededor de 6.000 empleos en 2030 -cuando se estima que estaría a pleno funcionamiento- así como otros 17.000 de 2022 a 2023 y 15.000 de 2024 a 2026 durante la fase de construcción. En total, los puestos de trabajo que generaría el puerto, que ahora rondan los 38.000, superarían los 44.000 en diez años, el 2,2% del empleo de la Comunitat Valenciana. Además, el Itrat calcula que el puerto valenciano representará en términos de valor añadido bruto el 2,27% de la Comunitat, pasando de los 2.499 millones de euros actuales a los 3.143 -unos 600 millones más-.

Sin "efecto negativo adicional"

Esteban subrayó que la ampliación norte del puerto "se hizo entre 2008 y 2012" y que lo que se quiere hacer ahora es "una obra interior, de relleno, de adecuación y puesta en marcha de esa terminal y eso, no puede tener efectos sobre las playas". Según el catedrático, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) para la ampliación que ya se hizo señalaba en que se debía hacer un "seguimiento" posterior sobre su afección, y de él se desprende que "no ha generado efecto negativo adicional" en las playas ubicadas al sur del Puerto de Valencia, según aseguró.

Para Vicent Esteban "hay muchas cosas contenidas en el anteproyecto" que "en estos momentos no se justifican" pero instó a esperar al proyecto de ejecución definitivo que está elaborando la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) tras la alegaciones recibidas. "Lo que hay ahora es un anteproyecto susceptible de modificaciones", insistió.

Al frente, el dique de abrigo de la futura terminal norte del Puerto de Valencia. EE

En todo caso, "si se contemplaran obras de dragado en áreas exteriores, es posible y habría que estudiar" hacer una nueva evaluación ambiental, "pero de momento eso no está establecido en los proyectos de ejecución -se están redactando- y las obras sobre la terminal no pueden generar efecto sobre nuestro entorno costero", recalcó.

Desde su punto de vista, "la previsión de buques que va utilizar la terminal no justifica necesidades de dragados en la zona exterior pero no sé decisión final". Se estima que los buques futuros serán de hasta 25.000 TEU, pero, según Esteban, "tendrán un calado adicional de un metro más de los que recogía la DIA anterior y un metro más no supone necesidades de dragado".

El estudio es fruto del acuerdo firmado el pasado mes de abril entre la UPV y las entidades empresariales Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Asociación de directivos y empresarios logísticos (Propeller Valencia) y Cámara Valencia. Sus máximos dirigentes (Salvador Navarro, Pedro Coca y José Vicente Morata, respectivamente) participaron en la presentación y defendieron que siga adelante la iniciativa, para la que las administraciones públicas controladas por Compromís exigen una nueva Declaración de Impacto Ambiental al entender que se han introducido cambios que invalidan la aprobada en 2007.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.