Transportes

Agua: reutilización y sostenibilidad en Aena

  • El proyecto del aeropuerto permite un ahorro del 15% del consumo hídrico, lo que equivale al volumen de 7 piscinas olímpicas al cabo del año.

El déficit hídrico casi constante de muchas zonas del territorio donde se asientan algunos de los aeropuertos de Aena, nos hace tomar conciencia de la gran importancia de la conservación de este recurso.

Este hecho ha motivado que Aena haya iniciado la elaboración de un plan estratégico específico para la gestión del agua en los aeropuertos que les permita establecer un marco de actuación global en línea con los objetivos incluidos en el Plan Estratégico de la compañía 2018-2021 relativos a la minimización y control del consumo del agua para la red de aeropuertos.

A este respecto, es destacable la situación de la provincia de Alicante, donde a excepción de los episodios de lluvias torrenciales que puntualmente azotan la zona de Levante, sufre largos periodos de sequía que están llevando a esta zona del litoral a un empobrecimiento hídrico, cuyas consecuencias van desde cortes de suministro en viviendas hasta la desertización.

A este respecto el Aeropuerto de Alicante-Elche, es consciente de la necesidad de hacer un uso responsable de este preciado recurso en sus instalaciones. Por ello, para asegurar un suministro eficiente de agua a los más de 14 milllones de pasajeros que visitarán el aeropuerto este año, así como a empleados y resto de usuarios, ha implementado un innovador sistema, pionero entre los aeropuertos españoles, cuyo objetivo es la reutilización de aguas de rechazo de diversos procesos para mejorar la eficiencia en la gestión.

El proyecto consiste en una red de captación del agua de los lavabos de la Terminal y el agua de condensados de las climatizadoras, la cual desemboca en un sistema de almacenamiento, formado por unos depósitos, cuyas aguas sufren un estricto tratamiento de desinfección y filtrado. Así, una vez el agua tratada es apta, se pasa a un depósito de segundo uso, donde el agua es de nuevo acumulada para su uso exclusivo en los fluxores de los inodoros.

Un valor añadido del proyecto consiste en la utilización adicional del agua de rechazo de la planta centralizada de agua osmotizada que abastece a los locales de restauración de la Terminal, incorporándola al depósito de segundo uso, en lugar de desecharla. De este modo se acumulan los tres tipos de agua en el depósito que se impulsa a la red de retorno de segundo uso tratadas.

Gracias a este sistema, el aeropuerto obtiene un total de 1700 m3 al mes de aguas de segundo uso que junto con los 400 m3/mes del agua de rechazo procedente de su planta de osmosis, permite un ahorro del 15% en el consumo hídrico del Aeropuerto de Alicante-Elche, lo que equivale al volumen total de 7 piscinas olímpicas al cabo de un año.

Adicionalmente, el aeropuerto realiza además de otras medidas de ahorro de agua, campañas de concienciación mediante cartelería en sus instalaciones que informa a los ciudadanos sobre la necesidad de ahorrar agua promoviendo un consumo responsable, y es que conservar este preciado recurso es tarea de todos

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0