Transportes y Turismo

El pueblo español que esconde la iglesia más pequeña del mundo

Castillo de Colomares /Foto: Dreamstime

Uno de los planes más típicos cuando se hace turismo cultural, ya seas creyente o no, es visitar iglesias. Un ejemplo de ello son las más de los 900 templos que se encuentran solo en Italia. No se puede negar que estos rincones guardan auténticas joyas de la pintura, la escultura o la arquitectura y su esencia es completamente distinta por mucho que compartan la misma corriente y estilo. Sin embargo, no haría falta salir de España para disfrutar de una de las iglesias más particulares del mundo, aunque no te llevará mucho tiempo recorrerla.

Recorriendo la Costa del Sol por la provincia de Málaga se llega al municipio de Benalmádena. Un destino de gran encanto en el que no son pocos los que disfrutan de sus playas o de deciden hacer turismo por la ciudad. Es en esta localidad donde se puede ver la iglesia que ha sido incluida en el libro Guiness de los récords como la más pequeña del mundo, tan solo 1,96 metros cuadrados, que fue dedicada a Santa Isabel de Hungría.

La historia de la iglesia más pequeña del mundo

El lugar escogido para esta "iglesita" fue el Castillo de Colomares (1987 y 1994), un monumento destinado a homenajear a Cristóbal Colón en el V aniversario del descubrimiento de América en 1492. El encargado de llevar este proyecto fue Esteban Martín y en la superficie de 1.500 metros del castillo mezclo diversos estilos como el bizantino, románico, gótico y mudéjar.

Castillo de Colomares como un homenaje a Cristóbal Colón
Castillo de Colomares /foto: Dreamstime

"Una vez que estaba el castillo terminándose, mi padre reservó, en el año 89 o 90, un nicho para poder hacer una iglesia. La dimensión que obtuvo fue de 1,98 metros cuadrados y así la dejó", declaró Carlos Martín hijo del arquitecto en una entrevista a la Cadena Ser. Lo cierto es que debido a sus dimensiones, y la fuerte afluencia de turistas, las misas del domingo no son regulares, pero si se han llegado a celebrar en ella bodas y servicios puntuales, un lugar que está además consagrado por el Prior de Monasterio de la Rábida.

Qué ver en Benalmádena

Esta parte de la costa andaluza es especialmente conocida por sus grandes playas que han conseguido muchos galardones por las calidad de sus aguas. Sin embargo, este no es el único reclamo para los turistas. La ciudad de Benalmádena tiene un gran atractivo por sus acogedoras calles empedradas y su gran oferta gastronómica. Más allá del Castillo de Colomares y su casco histórico destaca el Jardín del Muro, diseñados por el artista de Lanzarote César Manrique, en el que se ofrecen unas de las vistas más bonitas de todo el municipio.

Cómo llegar a Benalmádena

Desde Málaga el trayecto es rápido, ya que se encuentra a tan solo 22 kilómetros por la la MA-20. Sin embargo, si el punto de partida es Madrid el recorrido más rápido será por la A-4 con una distancia de 544 kilómetros. Este viaje sería de cinco horas y para ello es recomendable seguir una serie de consejos para no tener ningún susto en esta temporada estival.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud