Transportes y Turismo

Interbus paraliza su venta tras la baja valoración en las ofertas recibidas

  • Su gran operación corporativa se enfría un año después de arrancar
  • La compañía mantiene ocho concesiones cuya caducidad está fechada en 2024
  • Globalvia fue el candidato más interesado en el proceso
Madrid

Nueva operación corporativa que echa el freno. La venta del grupo Interbus, propiedad de la familia Aguado, se ha paralizado un año después de su puesta en marcha tras no haber alcanzado un acuerdo por ninguna de las propuestas recibidas. La compañía inició la búsqueda de un nuevo inversor el pasado año y ha puesto punto y aparte tras recibir valoraciones por su compañía por debajo de lo esperado, explican fuentes del proceso consultadas por elEconomista.es.

Interbus recibió varias muestras de interés. La propuesta que más avanzó fue la del grupo español de infraestructuras Globalvia, controlado por tres fondos de pensiones internacionales y con músculo suficiente para acometer operaciones inorgánicas de gran calado, como probaron las compras durante el pasado año del 40% del operador ferroviario Iryo y del 100% del grupo de autobuses británicos Go-Head en una operación conjunta con la australiana Kinetic.

La compañía, insisten las mismas voces, se centrará ahora en su plan de crecimiento orgánico, en el que será fundamental la renovación de buena parte de sus concesiones en los próximos años. Interbus opera actualmente autorizaciones administrativas nacionales como la Madrid-Málaga-Algeciras, una de las más importantes, o la Madrid-Piedrabuena-Ciudad Real. A ello suma la Badajoz-Murcia y la Jaén-Benidorm.

En el ámbito autonómico, Interbus cuenta con un gran dominio en la Región de Murcia, con hasta nueve concesiones distintas. Algunas tienen fecha de vencimiento en 2024, según las últimas cuentas depositadas por la empresa en el Registro Mercantil. Las fechas de caducidad de las autorizaciones de titularidad estatal, no obstante, vencen entre 2026 y 2027, de acuerdo a los datos actualizados del Ministerio de Transportes. 

Freno de operaciones

El proceso de venta de Interbus se suma a otras grandes fusiones y adquisiciones que se han visto paralizadas en los últimos meses por varios factores, principalmente el encarecimiento del dinero por la subida de tipos y sus efectos para llevar a cabo compras apalancadas, lo que ha golpeado de lleno a la valoración de las ofertas.

Algunas de las operaciones de renombre que se han frenado son la venta de Planasa a manos del fondo Cinven o la desinversión de Cepsa en su división de química. Otros grupos que han salido al escaparate sin éxito por el momento han sido Frías Nutrición y Flex.

Según datos de la plataforma TTR, en el periodo acumulado de enero a noviembre de 2022 se cerraron un 8% menos de operaciones corporativas en comparación con el mismo periodo del año anterior.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.