Transportes y Turismo

La inversión hotelera supera los 2.000 millones de euros en los nueve primeros meses

  • En las últimas semanas Millenium ha cerrado la compra del Iberostar Las Letras por 70 millones
Cafeter?a y espacio de reuniones, Hotel Thompson, Calle Montera

La inversión hotelera en España ha superado los 2.000 millones de euros en los nueve primeros meses del año según datos de Colliers a los que ha tenido acceso elEconomista.es. Hay que tener en cuenta que en 2021 se movilizaron 3.180 millones mientras que en 2019, último año antes de la pandemia, la cifra ascendió hasta los 2.518 millones.

Gran parte de esta cantidad corresponde a inversores internacionales, de hecho, en estos meses destacan operaciones como la compra por parte de Engel & Völkers Venture Management del Hotel 7Pines Ibiza Resort de Sant Josep de sa Talaia por 130 millones de euros, la adquisición del Princesa Plaza de Madrid por parte de la gestora canadiense Brookfield o Round Hill adquiriendo el Faranda Florida Norte también en Madrid. Uno de los últimos movimientos que se ha producido ha sido el protagonizado por la socimi Millenium, que ha comprado el Iberostar Las Letras por 70 millones de euros.

"A cierre del tercer trimestre la inversión hotelera supera aproximadamente los 2.000 millones de euros. Ahora queda una parte importante del año, la mayoría de las operaciones ocurren en los últimos meses del año", explica a este medio Laura Hernando, directora general del departamento de hoteles de Colliers.

Desde la consultora explican que un año normal la inversión en este tipo de activos está entre los 2.000 y los 3.000 millones. "Este año la cifra que veremos será superior a los 2.000 millones, algo muy positivo que lo que hace es reforzar el posicionamiento de España como destino de inversión hotelera", detalla Hernando.

Pese a que las perspectivas para lo que resta de año son muy positivas, el sector está experimentando cierta ralentización, aunque no es tan drástica como la que se vivió en los primeros meses de la pandemia en 2020. De hecho, esa año la inversión se recortó más de un 60% hasta los 955 millones de euros. "La explicación principal es por la dificultad de llegar a un consenso de valor. Siempre que se produce un frenazo en la inversión hotelera no es por falta de liquidez, siempre es por la dificultad de poner precio a un hotel", asegura la directora general.

Esta incertidumbre tiene, principalmente dos motivos. Por un lado, los costes de financiación son mayores a los que había meses atrás lo que está impactando directamente en las valoraciones de los inmuebles. Y por otro lado, hay cierta incertidumbre sobre como se va a comportar el sector a medio plazo, aunque Hernando resta importancia a este punto. "Creo que es una menor incertidumbre. La temporada este año ha sido muy positiva a nivel operativo, hemos visto una recuperación a nivel ventas mucho más positiva de lo que esperábamos hace un año. Las previsiones apuntan a que sería en 2023 cuando se recuperarían los niveles de ventas y hemos visto lo contrario, ha habido una recuperación en V", asegura la directiva de Colliers.

También hay que tener en cuenta que la economía actual atraviesa un momento delicado por las subidas de los tipos de interés y el alza de la inflación. "Pese al escenario inflacionista actual, la industria hotelera lo ha sabido trasladar a las tarifas incrementado los precios. El usuario ha asumido ese incremento de precios en gran parte gracias al deseo latente de viajar", apunta.

Madrid y Barcelona compiten con la costa

Cuando se piensa en el turismo español lo primero que viene a la mente es el sol y los kilómetros de costa que ofrece el país, algo que también es evidente cuando se habla de inversión hotelera. Según los últimos datos publicados por Colliers en un informe semestral, la costa y las zonas vacacionales como Baleares, Costa del Sol y Canarias han aglutinado el 42% de esta inversión en los primeros seis meses del año. Pero hay otro 44% restante que ha recaído en Madrid y Barcelona.

La pandemia provocó una diferenciación entre los dos focos que todavía perdura en la actualidad. Los expertos del sector destacan la diferencia que existe entre la rentabilidad exigida a los hoteles de las zonas prime (Madrid, Barcelona y zonas turísticas de playa) y el resto, debido a la mayor sensibilidad de estos negocios a los cambios de mercado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud