Transportes y Turismo

El nuevo viajero, factor del cambio turístico

  • Música y entretenimiento suponen dos factores clave en la planificación de las vacaciones

Texto elaborado por Sergio Arévalo, Head of Sales de Royal Caribbean International para España.

En el sector turístico esperábamos las vacaciones estivales con gran expectación, después de meses de gran esfuerzo y preparación a nuestras espaldas. El pronóstico, tras los resultados de la semana santa, era esperanzador: un gran entusiasmo por volver a viajar. Si en 2019, el sector aportaba un 12,4% del PIB, el desplome causado por el Coronavirus situó el porcentaje en apenas un 5,5% (2020) y 7,4% (2021). No ha sido fácil encauzar la situación hacia la deseada normalidad, pero los datos han invitado al optimismo al superar el PIB turístico del segundo trimestre de 2022 al de 2019 (un 1,1% más) , vaticinando una campaña de verano con una alta actividad e ingresos que repercute directamente sobre las navieras.

La industria mundial de cruceros ha encarado positivamente la época veraniega tras dos años de gran incertidumbre. La propia Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) eleva los pronósticos dentro del sector, situando los niveles de ocupación de este año a las cifras logradas en 2019, con alrededor de 30 millones de clientes , y augurando un crecimiento exponencial para 2023. En nuestro país, el mes de julio ya marca una clara tendencia al alza, con una recuperación de casi el 90% de los viajeros pre-2020, según datos de Puertos del Estado .

Siguiendo las estimaciones de CLIA, en 2022 España albergará hasta 7,3 millones de cruceristas , cifras que invitan al optimismo y abren la posibilidad de transformarlo en una oportunidad de crecimiento futuro. Es precisamente en esta función donde las compañías líderes del sector desempeñamos un papel fundamental para consolidar la recuperación y marcar las directrices del nuevo modelo de turismo.

En este marco, nos encontramos ante un nuevo consumidor, que ha modificado sus preferencias, sus gustos y modos de pensar. Es un perfil más exigente e informado, con ganas de viajar y disfrutar, que prioriza las vivencias más plenas y las experiencias diferenciales.

No en vano, en este ejercicio de empatía, descubrimos un nuevo perfil de crucerista ávido de conocer nuevos lugares y culturas, que exige entretenerse y emocionarse a través de espectáculos y planes inmersivos. En otras palabras, música y entretenimiento suponen uno de los factores clave en la planificación de las vacaciones, factor que hace que nuestros barcos constituyan un destino en sí mismos de la mano de producciones musicales y espectáculos únicos que proporcionen un valor diferencial en las experiencias y emociones vividas a bordo.

En esta evolución, la industria de los cruceros se encuentra ante el estimulante reto no solo de contribuir a la recuperación del turismo, sino especialmente de actuar como agente del cambio hacia una industria más cercana al nuevo consumidor que reclama un turismo más emocional y diferencial.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments