Telecomunicaciones y tecnología

Orange y Huawei prueban en España la nueva generación de antenas de móvil

  • La necesidad de incorporar este tipo de innovaciones resulta imperiosa

El operador Orange y el fabricante Huawei ponen a prueba estos días en Valencia una innovación que promete convertirse en la referencia en materia de estaciones base (antenas de telefonía). Se trata de la tecnología E-Band, capaz de multiplicar por ocho la capacidad de transmisión de su red móvil. Es decir, frente al tránsito de datos entre las antenas de móviles tradicionales de 350 Mbps, el nuevo prodigio permite velocidades de 2.500 Mbps ( 2,5 Gbps).

La gran aportación de esta mejora en el sistema de transmisión será la fluidez en el intercambio de información que realizan entre sí las antenas de móviles de forma automática y permanente. Los técnicos de Orange llevan mucho años trabajando para responder a la explosión de datos móviles que se avecina. Junto al uso de redes Wifi o sistemas como los small cells para descongestionar las conexiones celulares, Orange también percibe mucho margen de mejora en las propias estaciones base.

Vacuna contra la saturación

La necesidad de incorporar este tipo de innovaciones resulta imperiosa ya que la popularización de los smartphones y tabletas, junto la incorporación de las comunicaciones máquina a máquina, permiten aventurar un uso intensivo de las redes móviles en los próximos meses, con el riesgo de saturación que ello implica. Para evitar esas posibles contingencias, Orange está ensayando con éxito una tecnología de Huawei que, entre otras posibilidades, "permite utilizar, para un mismo enlace y de forma flexible, varios canales de la banda de 71-86 GHz en función de las necesidades de capacidad", según explican fuentes de la compañía.

En opinión de Eduardo Duato, director de Red de Orange, "esta mayor capacidad de transmisión redundará en una mejor experiencia de uso para sus clientes de telefonía móvil, puesto que podrán disfrutar de un mayor ancho de banda en sus comunicaciones, incrementando la velocidad de descarga de datos". "De esta forma -añade-, la compañía podrá dar respuesta eficaz al crecimiento exponencial en el uso de aplicaciones que demandan cada vez más ancho de banda y al uso extensivo del envío de fotos y vídeo, tanto en subida, como en bajada". Por lo tanto, a la compañía de móviles le resultará mucho más fácil y rápido tener una transmisión adecuada en todo momento a las necesidades de los clientes.

En función de los resultados de las pruebas piloto, Orange España prevé utilizar la tecnología industrialmente en sus estaciones base casi de forma inmediata.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud