Telecomunicaciones y tecnología

Los legisladores de EEUU buscan acabar con el abuso de las App Store de Apple y Google

Nueva York

Un trío bipartidista de senadores presentó esta semana un proyecto de ley que pondría freno a las tiendas de aplicaciones de empresas que, según ellos, ejercen demasiado control del mercado, entre ellas Apple y Google.

Los senadores demócratas Richard Blumenthal y Amy Klobuchar se sumaron a la senadora republicana Marsha Blackburn para patrocinar un plan que busca prohibir a las grandes tiendas de aplicaciones exigir a los proveedores de aplicaciones que utilicen su sistema de pago. Tampoco les permitiría penalizar a las aplicaciones que ofrezcan precios o condiciones diferentes a través de otra tienda de aplicaciones o sistema de pago.

En una entrevista con la agencia Reuters, Blumenthal consideró que "este abuso depredador de Apple y Google me parece profundamente ofensivo a muchos niveles". "Su poder ha llegado a un punto en el que están afectando a toda la economía al sofocar y estrangular la innovación", añadió. El demócrata dijo que espera una legislación complementaria a este proyecto de ley en la Cámara de Representantes "muy pronto".

Las claves del proyecto

El proyecto de ley se centra, en parte, en los sistemas de pago dentro de las aplicaciones de las empresas que poseen tiendas de aplicaciones con más de 50 millones de usuarios en EEUU. Según el proyecto de ley, empresas como Apple y Google no podrán condicionar la distribución de una aplicación en sus tiendas de aplicaciones a que los desarrolladores utilicen su sistema de pago dentro de las aplicaciones.

También se les prohibiría impedir que los desarrolladores se comuniquen con los usuarios de las aplicaciones sobre "ofertas comerciales legítimas", o castigar a los desarrolladores por utilizar condiciones de precios diferentes a través de otro sistema. Los desarrolladores se han quejado de no poder anunciar precios más bajos que los clientes podrían recibir fuera de las aplicaciones, lo que les permitiría eludir las tasas de las tiendas de aplicaciones.

Además pretende evitar que las tiendas de aplicaciones perjudiquen a determinados desarrolladores y permitir las tiendas de aplicaciones de terceros. Mientras que las tiendas de aplicaciones de terceros están disponibles para los usuarios de Android de Google, Apple sólo permite la descarga de aplicaciones a través de su propia tienda.

La propuesta permitiría además que las aplicaciones se descarguen por separado (sideloading), es decir, que no sea necesario hacerlo desde una tienda de aplicaciones oficial. Apple, en particular, ha expresado su preocupación por el hecho de que esta posibilidad podría abrir los teléfonos de los consumidores a vulnerabilidades de seguridad.

La legislación deja margen para que Apple y Google argumenten que sus sistemas de pago dentro de las aplicaciones y otras herramientas o protocolos son necesarios por motivos de seguridad. El proyecto de ley dice que cualquier plataforma cubierta por la legislación no estaría en violación si una acción es necesaria para la privacidad o la seguridad del usuario, un esfuerzo de prevención del fraude o una forma de cumplir con la ley federal o estatal.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin