Telecomunicaciones y tecnología

Tu transformación digital post-covid depende de la mascarilla que uses

Foto: Europa Press.

Julián Gómez, Chief Digital Officer LedaMC

Es un hecho curioso cómo puedo predecir tu transformación digital tras la covid-19 sólo con saber cómo usas la mascarilla quirúrgica. Realmente puedo predecir la transformación de cualquier compañía viendo cómo sus responsables usan la mascarilla y puede hacerlo porque la forma en que uses la mascarilla, la forma en que la selecciones, determina si tu transformación digital va a costarte mucho dinero y no va a servir de nada o, en cambio, va a resultar exitosa. Déjame que te cuente cómo.

No hay una, hay ciento

Si te estás preguntando por qué he dicho mascarilla quirúrgica y no higiénica o, incluso, si te estás preguntando por qué no he mencionado las FFP2 o FFP3, eso es que estás por el buen camino, no te encuentras en el grupo de personas que te describo a continuación.

El primer grupo es un grupo de personas que cuando oyen mascarilla sólo ven un trozo "deloquesea" que les cubre la nariz y la cara, y claro, esto es un problema. Las mascarillas no deben solo cubrir la cara, sino que tienen que impedir que el virus penetre por nuestras mucosas por lo que deben poseer unas características determinadas. Este grupo de personas sólo piensa en cubrir el expediente, "nunca mejor dicho", y no se informan siquiera de qué tipos de mascarillas hay, cuáles son los adecuados para su caso y cuáles deberían comprar.

Con la transformación digital sucede lo mismo. Muchas empresas sólo escuchan Apps y Agile y se disparan a usar algo que lleve las palabras Scrum, post-it, colores, Product Owner, Scrum Master y Agile Coach. ¿Se han parado a ver cuál es la mejor opción? ¿Han previsto de qué forma van a realizar la transformación de su compañía? ¿Están comprobando que los resultados están mejorando? No, no lo hacen, ellos usan "su mascarilla" ¿cómo va a fallar algo?

La mejor espada no sirve de nada sin una mano diestra que la empuñe

El segundo grupo de personas usan una mascarilla correcta, pero tienen un ligero problema: no saben usarla. Recientemente salía un vídeo del consejero de sanidad de la Junta de Andalucía donde decía, de forma irónica, que no se ha podido confirmar que la mascarilla puesta en el codo sirva de ayuda para evitar contagiarse de la covid. Que tampoco se confirma que llevarla en la garganta evite el covid o ni siquiera un resfriado. Que solo está demostrado que evite que cojamos el virus si la llevamos cubriendo nariz y ojos. Te reirás, pero date una vuelta por tu calle y llora al ver a la gente.

En la transformación digital asistimos al mismo espectáculo. Empresas que se empeñan en implantar la técnica de cualquier modo, con calzador y sin tener sentido. Así se ven dailys de Scrum que duran horas, se ven a Product Owner que le piden al equipo que sean ellos los que definan los requisitos de su propio sistema, se ven post-it por todos lados, pero nada de cordura en las decisiones. Y lo más importante ¿Están comprobando que los resultados están mejorando? No, no lo hacen, ellos usan "su mascarilla" de cualquier forma ¿cómo va a fallar algo?

Los negacionistas

Y, como no, está el último grupo, los que no usan mascarillas. Esos a los que no les va a pasar nada, esos a los que, como no estoy en el grupo de riesgo a mí no me va a afectar, pero... ¿y la gente mayor que te rodea? Para colmo no mantienen la distancia de seguridad, vamos, siguen como si no hubiera pasado nada y es que sí ha pasado y sigue pasando, es una pandemia a nivel mundial y tenemos que seguir con las medidas de precaución.

También hay negacionistas de la transformación digital, piensan que no sirve para nada, que es un invento, que ellos sin hacerla pueden seguir subsistiendo, más fuertes incluso y lo demuestran porque todavía no les ha pasado nada. Claro, es que cuando te contagies puede que no lo cuentes. Pero… ¿están comprobando que los resultados están mejorando? No, no lo hacen, ellos no usan "mascarilla" ¿cómo va a fallar algo?

Transformación post-covid

La transformación digital en la época post-covid exige que hagamos algo de inversión para comprender las metodologías, comprender los paradigmas y dotemos de gobierno a una transformación que queremos que sea un éxito. Sin ese Gobierno, sin esa ayuda de alguien experto que nos pueda comprobar que los desarrollos de software que realizamos son más eficientes en relación al coste y al esfuerzo, nos veremos sumidos en la incertidumbre de los ignorantes que no saben que mascarillas ponerse, de los legos que no saben cómo colocárselas o de los temerarios que se dejan ir a expensas de la suerte o el destino.

Ayuda para determinar qué mejoramos y ayuda para saber hacia dónde debemos cambiar para mejorar.

¿Vas a dejar que el destino de tu empresa lo decida el azar?

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin