Telecomunicaciones y tecnología

Un paseo por 'La Nube', el futuro de todo el software empresarial

Foto: Archivo.

Atlassian Cloud se ha convertido en una alternativa fundamental para ahorrar costes de infraestructura y poner foco en los negocios. DEISER está con ellos.

Guillermo Montoya, CEO de DEISER.

¿Que es el Software Cloud o en la nube?

Se trata de cualquier programa o aplicación que se distribuye y ejecuta a través de Internet. Estamos muy acostumbrados ya, cada vez más con muchos servicios: Amazon, Google, AirBnB, servicios de Streaming con Netflix, HBO, musicales como Youtube. Sobre todo desde el punto de vista individual, pero cada vez desde el empresarial: Salesforce, Trello, etcétera.

La Nube se refiere a las aplicaciones, procesos y datos que están alojados/gestionados en todo o en parte por proveedores de servicio y, como hemos dicho, desplegados en Internet. Al contrario del alojamiento en los recursos propios de carácter local de una compañía particular, por ejemplo. El tipo de nube (el tipo de Cloud) depende de quien es el dueño de la infraestructura y quien puede acceder a los sistemas.

"En 2025, el 55% de las grandes compañías de todo el mundo tendrán implementado con éxito programas globales de estrategias SaaS en la nube" (Gartner, Cloud Strategy Leadership Report)

¿Que beneficios se pueden obtener de La Nube?

Una inversión inteligente y estratégica en aplicaciones empresariales en la nube puede ayudar a las organizaciones en muchos sentidos: adaptación rápida a los cambios, reducción del 'time-to-market', o reducción de costes, por poner solo tres ejemplos evidentes.

De hecho, la pregunta no sería tanto si las empresas debieran ir a la nube, sino con qué rapidez pueden/deben hacer este proceso. Gartner estima que para 2025, el 80% todas las empresas habrán migrado por completo desde sus servidores y centros de datos on-premise, e integrado aplicaciones y datos dentro de una experiencia de usuario fluida y unificada.

Con los productos SaaS (Software as a Service), los equipos pueden permanecer alineados e integrados incluso si están repartidos por todo el mundo, manteniendo la flexibilidad en la gestión de costes de las licencias de software.

Hoy en día prácticamente todas las compañías pueden considerarse 'de software' con independencia de lo que vendan. Estas organizaciones necesitan líderes tecnológicos dispuestos a reforzar y establecer prioridades y responsabilidades compartidas con los líderes empresariales para facilitar tanto la eficacia como el crecimiento de los negocios. Gracias a esta cooperación, TI puede dirigir el cambio acerca de cómo operan las organizaciones, dando así soporte a un proceso de transformación digital a gran escala.

"La primera razón por la que hemos migrado ha sido la facilidad de mantenimiento. Queremos seguir manteniendo todo nuestro foco en la entrega de valor a nuestros dos millones de miembros. A veces no es fácil justificar el tiempo que gastamos en la actualización de herramientas internas cuando realmente eso no contribuye de manera directa a nuestra misión de ayudar a que la gente 'se enamore' de su creatividad."

Director of Technical Product Management, VSCO

¿Cuáles son las diferencias entre las nubes públicas, privadas e híbridas?

Nube Pública: las compañías que ofrecen plataformas de nube pública proporcionan servicios e infraestructuras compartidas, y los clientes se aprovechan de cantidades masivas de espacio, bajo demanda, de forma que pueden escalar sus necesidades de forma rápida y sencilla. Los proveedores mantienen también las aplicaciones software, la infraestructura, y gestionan los sistemas, eliminando toda esa carga del cliente.

Nube Privada: las empresas sujetas a estrictos requisitos legales y regulatorios pueden gestionar su propia infraestructura de nube detrás de un firewall, o en servidores particionados en un proveedor de housing donde sus datos y activos se mantienen separados de los de otras empresas. En este tipo de despliegue de su nube, las empresas mantienen el control, pero a un coste significativo en cuanto a trabajo, propiedad de los activos y mantenimiento.

Nube Híbrida: en un despliegue en nube híbrida, los datos se transmiten entre una nube pública y una privada auto hospedada. La ventaja de este enfoque es que las empresas pueden almacenar datos tras sus propios firewalls utilizando protocolos criptográficos requeridos, y luego trasladarlos con seguridad a una nube pública en la que la computación escalable está disponible a demanda.

¿En qué es el SaaS diferente de las aplicaciones on-premise?

Muchas compañías que operan en nube utilizan un modelo de negocio SaaS (software-as-a-service), en el que un cliente compra una subscripción de la aplicación del software vendor, y entonces el software queda disponible para los usuarios del cliente a través de Internet. En la mayoría de los casos, el vendor SaaS es responsable de mantener el rendimiento, hosting, almacenamiento y mantenimiento del software.

"No tenemos que pensar en cómo mantener el servidor levantado y funcionando, qué hacer cuando necesitamos más espacio o cómo trabajamos. Podemos enfocarnos en Homegate porque no tenemos todos los servidores e instancias en nuestra cabeza."

Peter Grube, Ingeniero de Software en Homegate

¿En qué se diferencia de comprar licencias de usuarios para software on-premise?

Con el software on-premise, se compra una licencia con un número predeterminado de "puestos", típicamente por un coste anticipado mayor, comparado con un modelo de subscripción. El equipo de IT gestiona la instalación, hosting y la gestión durante el uso de la aplicación (a veces el vendor o un tercero ayuda con esto, por un coste extra). El equipo es también responsable de las ampliaciones software y hardware, así como de mantener la disponibilidad de la aplicación.

En el modelo SaaS, la diferencia principal respecto del modelo de licencia es el servicio proporcionado por el vendor. Con una subscripción, nos beneficiamos del equipo de profesionales del vendor, que mantienen el software por nosotros. En este modelo, el vendor gestiona todo el hardware y las redes que hacen que una aplicación en la nube se ejecute de forma fluida, y proporciona la aplicación a través de internet al cliente. La seguridad de los datos, privacidad y el rendimiento de la aplicación vienen de serie, sin requerir ampliaciones o gestiones del cliente. Además, cuando se libera al equipo de estas responsabilidades, se extienden sus capacidades y se permite que se enfoque en entregar valor al cliente, todo esto a la vez que se optimizan los gastos de IT.

"Francamente, hacer que nuestros ingenieros o profesionales de IT gestionen nuestros sistemas on premise es una pérdida de tiempo y de dinero. Si hay una compañía que ya tiene productos increíbles, ¿Por qué no hacer que se encarguen ellos? De esa forma, podemos gastar nuestro tiempo trabajando en las cosas que se nos dan bien -y reducir el mantenimiento y el esfuerzo-".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin