Tecnología

Barcelona albergará uno de los grandes superordenadores europeos

  • La CE invertirá 840 millones en ocho supercomputadoras europeas
  • Servirán para impulsar la investigación frente a equipos chinos y de EEUU
El Marenostrum IV del Barcelona Supercomputing Center. BSC-CNS

La Comisión Europea ha redoblado su apuesta por la supercomputación para hacer frente así al avance tecnológico de EEUU y China. Por ello, ha seleccionado 8 centros para instalar superordenadores en el continente, ubicándose uno de ellos en el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Computación (BSC-CNS) de la Ciudad Condal.

La Empresa Común Europea de Informática de Alto Rendimiento (EuroHPC) ha seleccionado 8 centros de supercomputación ubicados en 8 Estados miembros que impulsarán la digitalización de la Unión Europea. Para ello, el presupuesto será de 840 millones de euros y permitirá ubicar los nuevos superordenadores en los centros de computación especializados de Sofía (Bulgaria), Ostrava (República Checa), Kajaani (Finlandia), Bolonia (Italia), Bissen (Luxemburgo), Minho (Portugal), Maribor (Eslovenia) y Barcelona (España).

En el caso del BSC-CNS recibirá una subvención que rondará los 100 millones de euros (en torno a la mitad de lo que cuesta el ordenador) y permitirá actualizar la capacidad del actual superordenador a uno que será 17 veces más rápido y que se ha bautizado como Marenostrum V.

De las ocho máquinas que comprará la UE, tres son pre-exaescala, capaces de ejecutar más de 150 Petaflops, el equivalente a 150.000 billones de cálculos por segundo, con lo que estas máquinas se ubicarán en el top 5 global. Por su parte, las cinco restantes son petaescala,, capaces de ejecutar al menos 4 Petaflops, o el equivalente a 4.000 billones de operaciones por segundo. Barcelona, Kajaani y Bolonia serán los centros que equiparán los equipos más avanzados.

Aunque todavía no se han revelado los detalles, se espera que las supercomputadoras entren en funcionamiento durante la segunda mitad de 2020 tanto para académicos europeos, la industria y el sector público. Asimismo, todas las nuevas supercomputadoras se conectarán a la red paneuropea de alta velocidad GEANT, como las supercomputadoras existentes que forman parte de PRACE.

Para qué sirve un superordenador

El número de operaciones por segundo que esta potentísima máquina es capaz de realizar abruma pero, ¿para qué sirve realmente? Los superordenadores son herramientas de cálculos ultra avanzadas que permiten a investigadores y desarrolladores emplear su capacidad de cálculo para simular millones de situaciones y evitar la inversión en prototipos reales.

Este tipo de investigaciones son "cada vez más necesarias en ciencia, industria, y seguridad nacional" explican desde el organismo, y es que en la aplicación real, permiten trabajar en proyectos que van desde la medicina personalizada hasta modelado aerodinámico de infraestructuras o vehículos, pasando por la exploración de petróleo, la encriptación de datos o previsiones de cambio climático.

La simulación de proyectos a través de supercomputación es cada vez más habitual, especialmente en la empresa privada. Los diseños de los proyectos pasan así de ser genéricos y plantearse como cuestiones generales, pasan estar marcados por objetivos reales y necesidades concretas. Es decir, gracias a esta tecnología se deja de hacer un prototipo para llegar a un fin, sino que se establece el fin y a través de miles de millones de cálculos es el superordenador quien establece las diferentes opciones para ver cómo se podría llevar a cabo.

Este avance permitirá impulsar la investigación científica en el continente pues, aunque Europa se encuentra por detrás en infraestructura de este tipo de máquinas superavanzadas, no lo está a nivel de desarrollo de aplicaciones.

Con el plan de inversión, la Comisión busca solucionar un efecto embudo que se produce en la investigación continental al existir la necesidad de importar la capacidad operacional a computadoras de fuera de Europa. "Europa está utilizando el 33% de los recursos mundiales pese a que sólo tenemos el 5% de la oferta mundial", explican fuentes europeas. 

"Estos sitios darán a nuestros investigadores acceso a supercomputadoras de clase mundial, un recurso estratégico para el futuro de la industria europea. Podrán procesar sus datos dentro de la UE, no fuera de ella. Es un gran paso adelante para que Europa alcance el siguiente nivel de capacidad informática; "Nos ayudará a avanzar en tecnologías orientadas al futuro como la Internet de las cosas, inteligencia artificial, robótica y análisis de datos", ha explicado el Vicepresidente para el Mercado Único Digital, Andrus Ansip.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7

k
A Favor
En Contra

mala noticia para España; estaría mucho mejor en Madrid

Puntuación -2
#1
De cajón
A Favor
En Contra

Buena noticia para España.

Puntuación 4
#2
pooooo
A Favor
En Contra

Y porqué no se ponen estas cosas en Extremadura, Zamora, Soria, Teruel..........?????????????.

Los territorios pobres y despobladossomos los que vamos a acabar pidiendo la independencia. Estoy harto de ir a entierros y ningún bautizo.

Puntuación 9
#3
A Favor
En Contra

Porque a Soria y Teruel los trabajadores que puedes desarrollar ese trabajo pasan de ir!

Puntuación 0
#4
Manuel
A Favor
En Contra

Viendo esto, si yo fuera catalan tambien votaria al Torra para la reeleccion y pediria la independencia, cuanto mas consigan y mas tengan los catalanes mas querran la independencia, lo que habria que hacer es arruinar esa comunidad.

.

Puntuación -2
#5
forrest gump
A Favor
En Contra

Con las nuevas comunicaciones tan disparate es Barcelona como Madrid, cualquier ciudad mediana o pequeña mejor, incluso Teruel tiene a día de hoy mejor calidad de vida, para la investigación el estrés que generan estas ciudades es el mayor enemigo

Puntuación 4
#6
KLO
A Favor
En Contra

Que uno de los Superordenadores europeos, se instale en Barcelona, España. Seriá una buena noticia para todos, sino fuera porque últimamente Barcelona se ha convertido en una ciudad muy conflictiva por su quehacer político. Tal como están las cosas, yo creo que otras ciudades españolas como podría ser Málaga u otra, serían una opción mejor.

Puntuación 0
#7