Tecnología

El Parlamento Europeo aprueba la ley de copyright: así le afectará la nueva normativa

El Parlamento Europeo ha aprobado, con 348 votos a favor y 274 en contra, la versión definitiva de la nueva directiva sobre los derechos de autor y derechos afines en el mercado único digital, más conocida como la nueva ley de copyright. Un texto que cambia especialmente la relación de las grandes plataformas con el contenido.

El nuevo texto aprobado hoy, y al que la comisión de Asuntos Jurídicos llegó a un acuerdo el pasado 26 de febrero, es más laxo que las versiones anteriores con lo que las excepciones incluidas sí que permiten citar, parodiar, criticar obras usando fragmentos de copyright sin vulnerar los derechos de autor así como no penaliza el compartir links.

"Los gigantes de internet dejarán de lucrarse a costa del trabajo de periodistas y artistas que distribuyen sin remunerarles proporcionadamente"

Con los últimos cambios, los polémicos artículos 11 y 13 han pasado a ser los artículos 15 y 17. El primero afecta principalmente a buscadores y agregadores de noticias, mientras que el segundo golpea directamente a plataformas de contenido como YouTube.

El argumento de Europa para plantear esta nueva legislación es que "los gigantes de internet dejarán de lucrarse a costa del trabajo de periodistas y artistas que distribuyen sin remunerarles proporcionadamente. Las nuevas normas buscan proteger los derechos de los creativos en el entorno digital y afectan a operadores como YouTube, Facebook y Google News", explica el Parlamento. 

En concreto, el artículo 15 está centrado en la "protección de las publicaciones de prensa en lo relativo a los usos en línea", mientras que el artículo 17 afecta "al uso de los contenidos protegidos por parte de prestadores de servicios para compartir contenidos en línea".

Protección de prensa 

El artículo 15 llega para proteger a los editores de prensa,  que según fuentes de la Comisión europea el editor ha pasado de controlar toda la cadena de producción a no saber cómo gestionar el modelo de negocio. Se ha pasado a comprobar que el acceso a ellos se hace cada vez más a través de agregadores y buscadores.

Aunque se incrementa el tráfico, se ha pasado a mover la publicidad online a esos agregadores, por lo que la Comisión ve necesaria la compensación a los editores. Por ello, para mostrar la información de los medios en estas plataformas, tendrá que llegarse a un acuerdo con los medios para determinar qué puede mostrarse y qué no. 

Eso sí, el nuevo texto implica grandes salvedades. A diferencia de la legislación española, la Comisión Europea sí considera renunciable el derecho a compensación, con lo que habrá medios que podrán seguir como hasta ahora.

Asimismo, ahora se permitirá el uso libre de hipervínculos con lo que se podrá seguir compartiendo libremente los artículos en redes sociales o la inclusión en plataformas como Wikipedia.

Artículo 17, pensado contra YouTube

Este artículo aprieta a la forma en la que las grandes plataformas son responsables del contenido que suben los usuarios de los derechos de autor, al que hacen directamente responsables de la vulneración de los mismos.

El nuevo texto rebaja el tono y ya no pedirá a las plataformas que bloqueen el contenido antes de que se suba, sino que las plataformas deben hacer todo lo que esté en su mano para evitar que se suban. Un matiz importante. 

A diferencia de las versiones anteriores, el nuevo texto establece más excepciones y no será tan intransigente como las primeras versiones de la directiva. Ahora se permitirá a los usuarios coger extractos de obras con copyright siempre que su objetivo sea "citar, criticar, reseñar, realizar caricaturas, parodias o pastiches".

De este modo, exige a las plataformas abiertas como YouTube a haber "hecho los mayores esfuerzos" por haber llegado a acuerdos para tener las licencias de contenido, haber llegado a acuerdos con los titulares de derechos para evitar la subida automática, así como una reacción rápida la primera vez que se detecte ese contenido que vulnera el copyright.

"La directiva sobre Copyright ha mejorado pero seguirá provocando inseguridades jurídicas y perjudicará a las economías creativas y digitales en Europa. Los detalles importan, y esperamos poder trabajar con los responsables políticos, editores, creadores y propietarios de derechos, a medida que los Estados miembros de la UE avanzan en la aplicación de estas nuevas normas", ha explicado un portavoz de Google.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Usuario validado en elEconomista.es
Thrawn
A Favor
En Contra

Resultado previsible: los buscadores y agregadores (p.e., google.com) desconectarán a la prensa europea en los resultados de las respectivas páginas de busqueda europea (p.e., google.es), y esa prensa dejará de aparecer en los resultados y por tanto de percibir ingresos. No solo los que pretende recaudar de google, sino una buena parte de los ingresos por publicidad derivados de los tan ansiados clics.

Y los usuarios mínimamente avezados usarán vpn y obtendrán los resultados que buscan, mientras aparentemente están conectados desde países sin legislación absurda, como Argentina.

No me extraña nada que el euroescepticismo crezca cada vez más. El Parlamento Europeo siempre vendido a todos los lobbies.

Puntuación 13
#1