Tecnología

Echa el cierre Telltale Games, el estudio de videojuegos de Juego de Tronos y The Walking Dead

  • De los 250 trabajadores, sólo quedarán 25, que se encargarán del cierre
  • Heredero de LucasArts, se habría especializado en la narración de historias
Fotograma del videojuego de Juego de Tronos. Telltale Games.

El pasado viernes, el estudio de videojuegos estadounidense Telltale Games ha confirmado su cierre, dejando a la práctica totalidad de sus 250 empleados sin trabajo y cancelando todo el catálogo de títulos en el que trabajaban, entre ellos nuevos títulos de sus sagas The Walking Dead y The Wolf Among Us.

Tras 14 años de existencia, el cierre de Telltale Games se daba a conocer el pasado viernes a través de un comunicado emitido por el CEO de la compañía, Pete Hawley. Tras "un año de desafíos insuperables" y alegando malas cifras de ventas de sus últimos lanzamientos, la empresa informó de su despido a todos sus trabajadores, unos 250 en total, salvo 25 de ellos que permanecen para gestionar el cierre.

Desde su creación allá por el año 2004 por parte de trabajadores procedentes del estudio LucasArts, Telltale Games se había especializado en la realización del videojuegos con narración de historias a través de episodios, así como en la adaptación de sagas cinematográficas o televisivas como Batman, Juego de tronos o The Walking Dead, la serie que les proporcionó mayor fama.

Los empleados de la compañía como la desarrolladora Emily Grace han denunciado a través de las redes sociales las condiciones de su despido. Grace ha asegurado que los trabajadores no han recibido por parte de Telltale ningún tipo de indemnización, así como que su seguro médico concluye en apenas una semana y que muchos de ellos no disponen de acceso a la prestación por desempleo.

Los exempleados de Telltale han comenzado a utilizar el 'hashtag' '#TelltaleJobs' en Twitter para comentar su situación. La citada desarrolladora ha resaltado incluso que algunos de los empleados de la compañía acababan de ser contratados en Telltale hacía apenas una semana.

Ambiente tóxico, excesiva carga de trabajo y despidos previos

La situación actual de bancarrota de Telltale ha llegado después de un periodo económicamente tortuoso. El pasado mes de noviembre, la empresa se deshizo de 90 de sus desarrolladores, lo que por aquel entonces representaba un cuarto de sus empleados. Los despedidos ya denunciaron los que consideraban un ambiente de trabajo tóxico, estancamiento creativo y cargas de trabajo excesivas.

El pasado mes de junio, Telltale anunció además que abandonaba el motor gráfico que había empleado anteriormente de cara a los videojuegos que planeaba lanzar en 2019, optando por Unity. El productor ejecutivo de la franquicia The Walking Dead, Brodie Anderson, llegó a admitir que habían "decepcionado a los jugadores" debido a su tecnología gráfica.

Dejan al menos tres juegos sin terminar

Entre las principales consecuencias de la quiebra del estudio destaca la cancelación de la mayor parte de los videojuegos en los que trabajaba. Entre ellos se incluyen la segunda parte de The Wolf Among Us, la adaptación de la serie Stranger Things, los próximos episodios de The Walking Dead: The Final Season y la segunda temporada de la saga Juego de tronos.

Telltale no ha especificado la labor a la que se dedicarán los 25 trabajadores que permanecerán en la plantilla de la compañía. Según ha publicado el portal USGamer, estos desarrolladores terminarán el próximo episodio de Minecraft: Story Mode encargado por Netflix.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin