Tecnología

Canon se reinventa con el sistema EOS R: lanza su primera cámara full frame sin espejo

Canon ha lanzado esta mañana su primera cámara sin espejo de formato completo (full frame) bajo el nuevo sistema EOS R. Con este avance, la multinacional japonesa busca hacer frente a las cámaras mirrorless presentadas por Nikon la semana pasada -su gama Nikon Z-, así como a la gama Alpha de de Sony, que se ha consolidado como líder de este tipo de tecnología.

El sistema EOS R llega más de treinta años después del lanzamiento del sistema EOS, que marcó una era en la fotografía, e implica que las cámaras de Canon dispondrán de una nueva montura RF. De este modo para montar los objetivos del anterior sistema será necesario un adaptador que también ha presentado hoy.

La nueva montura de 12 pines que permite una mejor comunicación entre objetivo y cuerpo cuenta con una montura al sensor de 20 mm y un amplio diámetro de 54 mm, lo que facilita una mayor libertad en el diseño de objetivos. Este sistema "proporcionando una mayor calidad de imagen y un manejo mejorado", explica la compañía.

La primera cámara EOS R cuenta con un cuerpo solido de aleación de magnesio sellado contra las inclemencias del tiempo, monta un sensor CMOS de aproximadamente 30,3 millones de píxeles efectivos, así como un procesador de imagen Digic 8.

Sin embargo, destaca por tener el enfoque automático más rápido del mercado en condiciones de muy baja iluminación (-6 EV) y con un disparo completamente silencioso. Asimismo, permite grabación de vídeo 4k, pantalla de ángulo variable o salida HDMI a 10 bits son otras de sus características.

La compañía explica que el equipo cuenta además con bluetooth -que siempre está activado- lo que permite conectar un teléfono móvil a la EOS R y grabar los datos GPS en las imágenes.

Canon ha lanzado además cuatro nuevos objetivos para este equipo además de tres nuevos adaptadores que permiten utilizar más de 70 objetivos EF y EF-S.

El cuerpo de cámara estará a la venta a partir del próximo 9 de octubre a un precio recomendado de 2.599 euros con adaptador de montura incluido y de 3.649 euros con el objetivo RF 24-105.

2018, el año de la revolución de Canon: de enterrar el carrete a pasar a las cámaras sin espejo

Con el anuncio de hoy del sistema EOS R, Canon entra en una nueva era de la fotografía sólo unos meses después de enterrar el sistema sobre el que edificó su dominio: el carrete.

Tanto Canon como Nikon han sido reticentes a apostar por cámaras sin espejo en el mundo profesional, lo que ha permitido a Sony tomar la delantera con sus cámaras Alpha. Ahora la compañía dirigida por Fujio Mitarai quiere que EOS R acompañe a los profesionales del mismo modo que lo ha hecho EOS desde hace más de 30 años. 

Lo cierto es que el 2018 se ha convertido en un año crucial para la compañía. Pues en apenas cuatro meses ha pasado de enterrar el sistema de carrete, anunciado el fin de las ventas de su modelo EOS-1v, para pasar a apostar por los modelos sin espejo, más livianos y cómodos de usar que las DSLR tradicionales.

"Cuando lanzamos el sistema EOS hace 30 años, transmitimos un mensaje claro de que el futuro de la fotografía estaba ahí. Ahora, siendo uno de los sistemas de imagen más emblemáticos del mundo, nuestro compromiso permanece. Canon continuará invirtiendo en el incomparable mundo EOS con cámaras, objetivos y accesorios que marcarán nuevos horizontes en calidad de imagen, excelencia óptica y rendimiento, todo ello para satisfacer las necesidades y demandas, siempre en evolución, de los usuarios", ha explicado Yuichi Ishizuka, presidente y CEO de Canon Europa, Oriente Medio y África.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.