Tecnología

Sony presenta un gigantesco sensor para smartphones de 48 megapíxeles

La evolución en el diseño del terminal, la pantalla o el procesador han llegado a un nivel tan alto que actualmente se encuentran pocas diferencias entre los terminales. Sin embargo, la apuesta por la fotografía se ha convertido en un factor diferencial que ayuda a decidir la compra entre un terminal u otro de la gama alta.

Sony es consciente de la evolución del sector en este sentido por lo que ha presentado este lunes el IMX586, un gigantesco sensor de 48 megapíxeles para smartphones, lo que permitirá captar imágenes con más detalle gracias a una alta resolución.

El sensor CMOS cuenta con un tamaño de píxel de 0,8 micrómetros y filtros de color Qual Bayer para lograr una alta sensibilidad y resolución de imagen al desplegar cuatro píxeles adyacentes del mismo color. Con ello, la compañía consigue en mayor definición incluso en el zoom digital.

Comparativa de fotografía entre en un sensor de 12 megapíxeles y el nuevo de 48 megapíxeles. 'Sony'

De momento la compañía no ha dado planes para integrarlo en ningún teléfono, pero ha anunciado que estará disponible a partir de septiembre por 3.000 yenes (unos 23 euros), con lo que los fabricantes podrán trabajar entonces en su adaptación.

El sensor ofrece captura con un ratio de 30 fotogramas por segundo y características de vídeo máximas de 4K a 90 'frames' por segundo ofreciendo gran calidad grabación y reproducción.

Asimismo, el IMX586 también incorpora las tecnologías de control de exposición y procesamiento de señales de Sony, con lo que permite 'outputs' a tiempo real y un rango dinámico cuatro veces mayor que el del resto de sensores convencionales que evita la pérdida de detalle con las sombras.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A ver quien lo tiene mas grande, no?
A Favor
En Contra

El mercado hablará y dirá si necesitamos mas megapíxeles, o un procesado de la señal sobre varias tomas.

Apuesto por lo segundo. El cerebro humano trabaja así, no necesitamos tanta definición, porque "nos inventamos" lo que vemos, en base a lo que conocemos.

Y es que entre tener el cerebro de un humano, o la vista de un águila, el cerebro sigue ahí cuando cerramos los ojos.

Puntuación 0
#1