Tecnología

Telefónica cambiará su Dirección de Comunicación el 1 de enero de 2017

  • Marisa Navas es miembro del Comité Ejecutivo de Telefónica, el máximo órgano de dirección del grupo

Marisa Navas, directora de Comunicación Corporativa y Marketing Institucional de Telefónica, dará el relevo en los próximos días a José Luis Gómez Navarro. De esa forma, la imagen y gestión mediática de la compañía inicia una nueva etapa tras la tutela de una de las profesionales de la comunicación más reconocidas del país. Se mire por donde se mire, la transformación de la reciente historia de la 'teleco' se ha dado a conocer como lo diseñaba Navas. Han sido 16 años sin tregua, siempre en tensión informativa.

Para valorar su bagaje, hay que conocer Telefónica, una de las pocas empresas capaces de realizar dos o tres grandes operaciones internacionales cada año y de reinventarse al ritmo de los tiempos. El grupo brega a diario en decenas de frentes susceptibles de convertirse en noticia, análisis o debates. Cada jornada amanece con los desafíos propios de un gigante con presencia en 19 países y con más de 350 millones de accesos en todo el mundo. Nadie en España tiene tantos accionistas como Telefónica y pocos acaparan tantos titulares en la prensa económica como este grupo. Tampoco hay hoja de cálculo capaz de medir la influencia de la 'teleco', tanto dentro como fuera de su sector.

Tras las bambalinas de todo lo anterior aparece Marisa Navas, indefectiblemente al frente de un equipo bregado en mil batallas. Navas convierte en virtud la necesidad de estar siempre alerta. Su instinto de periodista de raza le concede ventaja para descifrar las reacciones de los medios y los mercados. Su receta bien podría ser su capacidad para disfrutar del trabajo. También su visión para interpretar los tinglados de la comunicación en el sentido profundo de la palabra. Habla claro, mira a los ojos y defiende al periodista que actúa con rigor y honestidad. Dicen los suyos que afronta cada anuncio con precisión cirujana, que prepara cada movimiento estratégico como si se tratara de asaltar un banco: todos sincronizados, fieles a la causa y con los sentidos afilados.

La dircom se asemeja al maestro de ajedrez capaz de anticipar docenas de jugadas por cada movimiento. Percibe la realidad desde cientos de ángulos y ninguno de ellos puede quedar al arbitrio. Así recuerdan los allegados jornadas de 48 horas ininterrumpidas en el despacho, como aquella de la compra de la operadora Vivo en Brasil.

César Alierta supo bien lo que hacía al llevar a su lado a Navas cuando pilotaba primero Tabacalera y después Telefónica. El exlíder empresarial descubrió a una periodista entregada al noble empeño de obtener la noticia y de analizar los acontecimientos. Navas cofundó Inversión, fue redactora jefe de Cinco Días y la primera mujer en dirigir un medio de comunicación nacional, La Gaceta de los Negocios. Tras tocar techo en la información económica, Navas asumió el reto de modular la voz, el texto y la imagen de la mayor empresa del país, además de formar parte del Comité Ejecutivo de Telefónica. La trayectoria de la 'teleco' durante este siglo lo dice todo. El grupo pasó del viejo monopolio a un coloso digital líder en España, Europa y en Latinoamérica. En la sede de Las Tablas, durante estos años, se han ejecutado miles de decisiones, que han permitido encumbrar a la multinacional. Conviene recordar que parte del mérito de que Telefónica sea grande también corresponde a sus personas, Marisa Navas entre ellas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0