Tecnología

La fiscal neozelandesa acusa de fraude a Dotcom en el juicio de extradición

La fiscal neozelandesa Christine Gordon acusó hoy al empresario alemán Kim Dotcom y a tres de sus socios de cometer fraude a través del clausurado portal de descargas Megaupload en el juicio de extradición a Estados Unidos.

Gordon, que también representa al Gobierno de Estados Unidos, afirmó que, aunque el caso parece novedoso por el componente de Internet, en realidad los acusados se enfrentan a cargos más convencionales como el enriquecimiento ilícito, según Radio New Zealand.

"Ellos fueron parte una conspiración, ellos deliberadamente atrajeron material que violaba los derechos de autor a sus portales", señaló Gordon en la vista celebrada en Auckland, al tiempo que agregó que "deliberadamente conservaron ese material y deliberadamente dieron los pasos para generar beneficio a partir de este material e hicieron una gran cantidad de dinero".

Tras diez aplazamientos y cuatro años de espera, el juicio contra Dotcom y sus socios comenzó el pasado lunes con una vista preliminar en el que se trataron asuntos de procedimiento y en la que Dotcom y sus socios pidieron sin éxito un aplazamiento o suspensión.

Junto a Dotcom, fundador de Megaupload, son juzgados los exdirectivos del portal, sus compatriotas alemanes Mathias Ortmann y Finn Batato, así como el holandés Bram van der Kolk, todos ellos detenidos en Nueva Zelanda en enero de 2012 como parte de un vasto operativo internacional orquestado por el FBI.

Según la fiscalía, un 90% del material alojado por los portales de Megaupload, que premiaba con dinero en efectivo a los usuarios que atraían mayor trafico, violaban los derechos de autor.

El juez Nevin Dawson deberá determinar si se debe extraditar a Estados Unidos a los cuatro informáticos para que sean juzgados por violación a los derechos de autor, crimen organizado y blanqueo de dinero en un caso al que se han unido las poderosas industrias cinematográficas y discográficas.

Acusación de EEUU

Estados Unidos cree que Megaupload, que llegó a tener 50 millones de usuarios y a representar el 4% del tráfico mundial de Internet, causó más de 500 millones de dólares en pérdidas a la industria del cine y de la música al alojar supuestamente material pirata y obtener con ello unos beneficios de 175 millones de dólares.

Hasta ahora, el único condenado de los siete miembros de Megaupload acusados en Estados Unidos es el programador estonio Andrus Nomm, quien en febrero pasado fue sentenciado en el país norteamericano a poco más de un año de cárcel tras admitir su participación en la violación de los derechos de autor.

De ser hallados culpables, Dotcom y sus socios, quienes se encuentran en libertad condicional en Nueva Zelanda, pueden pasar décadas en la cárcel.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Alí­ Jalá
A Favor
En Contra

Es como acusar al director de la sucursal bancaria del atraco cometido por unos enmascarados

O como acusar al presidente de Suiza o de un banco Suizo porque Bárcenas escondía dinero allí producto de la corrupción del PP

Puntuación 5
#1
PETER
A Favor
En Contra

EN FIN SI LA JUSTICIA FUERA INDEPENDIENTE ESTE CASO NI SIQUIERA SE HUBIERA LLEGADO A PRESENTAR, SON LAS GRANDES MULTINACIONALES DEL ENTRETENIMIENTO QUE ESTAN DETRAS PRESIONANDO A SABIENDAS QUE SON PRACTICAS QUE ELLOS MISMOS HAN REALIZADO ALGUNA VEZ EN EL PASADO Y SEGURAMENTE VOLVERAN A HACER EN EL FUTURO.

Puntuación 2
#2