Tecnología

Telefónica prueba con éxito las líneas de fibra óptica de 10.000 'megas'

No hay tregua en el negocio de las telecomunicaciones. Todo fluye a velocidad de vértigo sin que exista un respiro para la complacencia. En ese trepidante escenario, Telefónica y Alcatel-Lucent acaban de probar con éxito sus primeras líneas de fibra óptica de 10.000 megabytes (10 Gbps). Ese nuevo salto tecnológico se produce en un país en el que la velocidad media de conexión ronda los 10 megabytes, y en donde miles de hogares españoles comienzan a acostumbrarse a sus conexiones domésticas de 100 megabytes.

Este tipo de conexiones de fibra de súper alta velocidad son simétricas, lo que significa que ofrecen el mismo tránsito en su viaje ascendente del ordenador a la red, como en el contrario. Estos servicios simétricos resultan de extraordinario valor entre los usuarios interesados en compartir contenidos multimedia cada vez de mayor calidad. También se aprecian indiscutibles ventajas de la simetría de la red cuando se pretende almacenar "en la nube" contenidos digitales, tarea cada vez más habitual en los tiempos que corren.

Según ha podido saber elEconomista, el operador de telecomunicaciones trabaja con Alcatel-Lucent en el desarrollo de la tecnología de nueva generación NGPON2 de 10.000 megabytes. Estos desarrollos no solo proporcionan velocidades récords escalables, sino también una baja latencia.

Sin duda, cuando se busca la mayor velocidad, la tecnología de la fibra óptica eclipsa al resto, "tanto por las soluciones existentes en la actualidad, como por las posibilidades óptimas de evolución", según explican los expertos. Con velocidades simétricas de 10.000 megabytes, las rutinas de cargar miles de fotos o películas en un servidor de Internet resultaría mil veces más rápido que en el caso de una conexión de ADSL de 10 Mbps (la conexión más popular del país) o cien veces más raudo que con una línea de 100 Mbps.

El parque español de fibra óptica registró un incremento de 127.735 líneas en febrero, a un ritmo diario de 4.500 altas, lo que eleva la cifra total hasta los 1,8 millones, según la CNMC. Estas cifras muestran un aumento de las líneas de banda ancha en España del 6% en el último año, lo que en buena parte se explica por la evolución de la fibra óptica, que entre febrero de 2014 y el mismo mes de 2015 registró un aumento de más de un millón de líneas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud