Tecnología

La era de la Tecnología: una nueva revolución industrial que desata viejos fantasmas

Foto de archivo

El avance de la tecnología ha sido sin duda un fenómeno que ha facilitado la vida de las personas y ha ayudado a crear riqueza y bienestar en el mundo, sobre todo en el mundo desarrollado. Pero llegados a este punto, puede que la influencia de la tecnología comience a ser un serio problema para una parte importante de la población mundial, la era de la tecnología vuelve a remover viejas hipótesis que ya se pusieron sobre la mesa en otras revoluciones anteriores: mayor tasa de paro, un mundo más desigual y los robots en lugar del hombre como protagonistas del proceso productivo. | La gran paradoja de nuestra era: la tecnología destruye empleo y fomenta la desigualdad

Viejos fantasmas

Durante la Revolución Industrial en la Inglaterra de mediados del siglo XVIII se analizó la influencia de las máquinas en el mercado laboral. El miedo a que el factor capital supliera al factor trabajo se impuso en la sociedad. Pero lo cierto es que el desempleo y el subempleo no aumentaron en escala o intensidad a partir de la Revolución Industrial.

La desigualdad y la pobreza no se intensificaron, se mantuvieron. El desempleo ha sido la principal causa de la pobreza, pero debemos considerarlo como una constante, y no como una causa intensificadora de la pobreza, una causa cuyos efectos se vieron remediados en parte por el desarrollo del estado benefactor y por la creciente y adecuada provisión del seguro por desempleo.

La historia se repite

Aún así, algunos de los economistas más importantes de la actualidad creen que las características mencionadas en el primer párrafo serán la nota predominante de un futuro que no se encuentra muy lejano.

El economista que logró prever la crisis financiera que estalló en 2007, Nouriel Roubini asegura que "vivimos en una era digital en la que los ordenadores, los robots y la inteligencia artificial forman parte de nuestros días. Todas estas tecnologías suponen ahorro de mano de obra, es relativamente barato desarrollarlas y jugarán un papel muy importante en nuestra economía".

"Esta es la Tercera Revolución Industrial y estará llena de oportunidades de inversión con grandes retornos. Se producirán grandes cambios en la vida de las personas y seremos testigos de este impacto en poco tiempo", asegura Roubini.

Por su parte, el premio Nobel de Economía Paul Krugman explica en The New York Times que "estas máquinas inteligentes harán que la producción pueda crecer mucho más, pero se reducirá la demanda de trabajadores", las máquinas sustituirán a los trabajadores poco cualificados en las labores más básicas de cualquier empresa.

Roubini asegura que "las mejoras tecnológicas en robótica y automatización estimularan la productividad y la eficiencia, lo que se traducirá en grandes ganancias para el sector manufacturero y para los trabajadores muy cualificados, principalmente los desarrolladores de software, ingenieros y algunos otros dedicados a la investigación y la ciencia".

El apodado como 'Doctor Calamidad' también cree que los consumidores se verán favorecidos de cierta forma, pues el crecimiento de la productividad será tal que los costes de producción y de los bienes y servicios finales serán muy inferiores a los actuales. El problema para parte de los consumidores residirá en encontrar trabajo.

"Los empleos requerirán de una cualificación muy elevada, sólo podrán acceder a ellos las personas que hayan logrado alcanzar una formación de esa categoría. Los sueldos de estos empleados también serán muy altos. Sin embargo, aquellos trabajadores que no tengan la fortuna de participar en este nuevo proceso, podrían tener la sensación de que esta Tercera Revolución Industrial se está desarrollando en otro lugar".

Esto supone un gran riesgo, advierte Roubini, economías enteras se podrían desestabilizar en los países que confíen su sector manufacturero a la tecnología: "Hay que tener en cuenta algo muy importante, cada nueva ganancia para alguien supone potenciales pérdidas para otros".

El sector productivo será muy intensivo en factor capital (máquinas y tecnología), contará para su desarrollo con trabajadores muy cualificados que tendrán salarios muy elevados, pero se reducirán drásticamente el número de ocupados en el mercado laboral.

Los dueños del factor capital y los empleados cualificados serán dueños de grandes fortunas, mientras que los trabajadores que no encuentren su hueco en el proceso productivo tienen un futuro incierto, que posiblemente dependerá de la distribución secundaria de la renta, una función que está en manos del sector público.

Krugman cree que con el paso de los años veremos una sociedad en la que los ricos serán cada vez más ricos y los beneficios se acumularán en los bolsillos de los dueños de los robots y del factor capital.

"No nos equivoquemos, las máquinas están llegando, la pregunta para el ser humano es qué tipo de bienvenida vamos a preparar para ellos", culmina Roubini.

Un camino que ya ha comenzado

Un buen ejemplo son las conocidas como fábricas 4.0, en las que los robots inteligentes trabajan de forma amigable con operarios, multisensores para que las máquinas se comuniquen, realidad aumentada para visualizar prototipos, eso y más es lo que se denomina la revolución de la industria 4.0 o de las fábricas inteligentes en donde el sector español busca embarcarse.

Y es que, el adecuarse a la demanda de los usuarios, hace que las nuevas fábricas 4.0 demandan cada vez más productos a "la carta" diseñados por él mismo y que estén rápido en casa. Según expertos, las fábricas deben prepararse para garantizar una oferta individualizada en tiempo real.

Máquinas que aprenden

Entre las características de este nuevo tipo de industria está la robótica colaborativa, con la que las máquinas ayudan al operario en tareas repetitivas o peligrosas sin agredirlo al reconocerlo y con el que ya pueden compartir actividades en un mismo lugar físico. O bien, sistemas ciberfísicos, donde proliferan diminutos ordenadores con sistemas incluidos en la fabricación y enormes funcionalidades para procesamiento de información.

Asimismo, la sensorización, la visión inteligente y la realidad aumentada, con máquinas que aprenden por sí mismas bajo la tutela del operario que es pieza clave en esta fabricación, y al que ofrecen asistencia con gafas interactivas.

La fabricación aditiva o por capas también es fundamental en esta nueva industria ya que ahorra tiempo y dinero frente a técnicas tradicionales como prototipos a partir de moldes, que resultan muy costosos cuando los pedidos son poco voluminosos.

Relacionados

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum52

Javier Medina Gonzalez
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con el 25, Te adelantaste.

Puntuación 0
#25
Javier Medina Gonzalez
A Favor
En Contra

Totalmente de acuerdo con el 25, Te adelantaste.

Puntuación 0
#26
wotan66
A Favor
En Contra

Se crearán otros puestos de trabajo, por ejemplo dando masajes a los estresados. La revolución industrial también trajo la sociedad del ocio.

Puntuación 1
#27
Al 28
A Favor
En Contra

Tu eres un ejemplo de esos cenutrios españoles.

Puntuación 1
#28
Usuario validado en elEconomista.es
Alí Jalá
A Favor
En Contra

Los robots no va a mercadona. Así que habrá que pagar a las personas sin trabajar. Cuantos más robots haya mejor. Que el robots haga el trabajo y a mi me paguen el salario.

Puntuación 2
#29
Efectivamente
A Favor
En Contra

Los robots son buenos siempre y cuando se redistribuya la riqueza.

Puntuación 5
#30
Carlos
A Favor
En Contra

Si queremos tener trabajo no queda otra que hacer la guerra contra los robots y androides ya que ellos si amenazan a los obreros de todo el mundo. No van al baño, no piden permiso para el bocadillo, no se afilian a sindicatos, solo repiten "si señor" ...

Puntuación 1
#31
robots
A Favor
En Contra

Pues nada ya sabéis, que paguen impuestos robots, que consuman robots y cuando se estropeen, llamáis a otros robots y a comer robots todos.

Puntuación 0
#32
Aclaración
A Favor
En Contra

En España si despiden a la mitad a la otra mitad de empleados más preparados no les suben el sueldo.Ponen maquinas y los pocos empleados que quedan siguen cobrando lo mismo o menos en países como España donde el desempleo es altísimo.

Puntuación 0
#33
Decoración
A Favor
En Contra

Ahora se enteran

Puntuación 0
#34
el bobo
A Favor
En Contra

A mi me gustaría ver robots en RTVE.

Puntuación 3
#35
En España robots a la larga mal
A Favor
En Contra

Dentro de poco esos androides tambien emigraran de España.

Puntuación 5
#36
La realidad que supera a la ficción
A Favor
En Contra

Sobrará productividad, competitividad con la de años que nos han contado todo ésto. Si con la mano de obra barata y la deslocalización ha producido paro y consumo por los suelos, pues no digo nada cuando sea extensivo la robotización. Olvidensé de que casi nadie compre lo que produzcan, la ruina generalizada para todos y unos cuantos en ghetos para que no se los coman. Ni Mad Max.

Puntuación 5
#37
Son los peores y ya los tenemos
A Favor
En Contra

Muchos de los empleados de ahora no son los más preparados, es más son bastante cortos, no piensan, sólo obedecen, no pueden salir de un relog incorporado en su vida, todo a la misma hora y siempre igual, son los que valen para trepar, pisar a los compañeros, son los que adulan a quien les puede aportar algo y son bastante inútiles en muchas cosas, eso sí son los que a los jefes les gusta, con buenas tragaderas y que no piensen, los robots ya existen, coges el teléfono, llamas a donde quieras y son robots, tin, ton, pulse 1, pulse 2. Te atiende una persona que parece un robot y te dice no puedo atenderle es de otros departamento y uno tras otro se pasan la pelota, hasta que se te corta la llamada, son totalmente irresponsables, mienten con naturalidad para esquivarlo todo lo que les llegue. Por lo que les pagan y lo cobardes que son, tampoco se puede esperar más. Son humanos y parecen robots y no son los mejores, al revés son los peores, pero es lo que quiere buena parte de los de arriba. Desde luego no incluye a todos, pero sí a una buena parte.

Puntuación 2
#38
lapsus
A Favor
En Contra

Perdón reloj.

Puntuación -1
#39
los peores
A Favor
En Contra

Ejemplos de los peores preparados y por lo que llegan hasta dirigir un país siendo unos inútiles y sin saber inglés pueden llegar hasta presidentes. Ya tenemos varios ejemplos de ésto.

Puntuación 0
#40
Jajaka
A Favor
En Contra

El 2015 va ser un año muy divertido en España.

Puntuación -1
#41
detalles
A Favor
En Contra

Otro ejemplo de hace muy poco tiempo sobre las negociaciones de las ayudas a los parados, que se centran en unos euros en vez de que les van a dejar sin nada. Es un ejemplo más de lo absurdo. Los inútiles siempre creen que el número de mandamientos es más importante que lo que se dicen en éstos. Los restrasados siempre se fijan en los detalles y por otro lado no se enteran de lo verdaderamente importante. Se comportan como robots.

Puntuación 0
#42
Joan
A Favor
En Contra

Si la consecuencia va a ser dejar de lado a la gran masa que consume, no tiene mucha lógica invertir en abaratar tanto los costes si aún siendo bajos los potenciales consumidores no pueden comprar. Henry Ford lo entendió bien: pago bien a mis empleados para que me puedan comprar un coche. Él ganaba dinero y sus empleados tenían lo que querían. Todos contentos.

Puntuación 0
#43
detalles
A Favor
En Contra

Bueno, en realidad si se enteran, pero pasan, como les pagan para cerrarles la boca, pues ellos a lo suyo. Creen que con unas palabras diferentes a lo que hacen engañan a la gente de que todo lo que han hecho es estupendo y son estafadores, claro siempre hay gente que saben que pasa realmente.

Puntuación 0
#44
Los despidos interminables
A Favor
En Contra

48 Sí pero Henry Ford también dejó a empleados sin pagar, vaya que no todo lo que parece ser es.

Hasta los que ahora mantienen sus trabajos, la mayoría les sobrarán algún día, es decir, cada vez necesitarán de menos mano de obra, porque cada vez dejan más gente en la calle y es una pescadilla que se muerde la cola. Sólo hay que ver la de despidos constantes en todas partes, es cuestión de tiempo que sobren los que se consideran hoy indispensables. No lo son, y algún día puede tocarles perfectamente y lo que luchen o no por otros, eso les será aplicado a ellos. Pero claro hay gente que no cree que nunca sea ella la que esté fuera y de eso se aprovechan para ir marginando cada vez a mayor parte de personas.

Hoy mismo, de Vodafone, creo que "sobraban" 600 personas y ésto es día sí, día también, 600 menos consumidores y así con muchísimos. Sobrará mucha producción y consumo mínimo, al final la mayoría fuera.

Puntuación 0
#45
Esclavos agraciados
A Favor
En Contra

48 Te equivocas, los que queden se les pagará muy poco, como lo que está pasando, porque es la ley de oferta y demanda. Si hay muchos que quieren trabajar y poco trabajo, los que quedan cobran poco, porque hay mucha oferta de mano de obra más barata. Si lo dejas hay más esperando por un salario miserable. Eso ya ha pasado a lo largo de la historia y siempre es igual, al revés, los que tienen trabajo pierden derechos, dinero, son una especie de esclavos ¿agraciados?.

Puntuación 1
#46
Pues tiene razon
A Favor
En Contra

La desigualdad está aumentando en todo el mundo y un ejemplo es España que es un país donde mas crece.

Puntuación 2
#47
A Favor
En Contra

Vosotros los ricos pensais,ya no necesitamos obreros construiremos con robots,pero nosotros tambien podemos pensar ya no necesitamos lo que nos fabricais , solo necesitamos comida,una vivienda pequeña y poder pagar los servicios basicos,hacer deporte , si podemos llegar a esa conclusion sera vuestro fin porque no podreis vender lo que fabriqueis y se ira todo al carajo,vienen largos años decadas de gran depresion

Puntuación 0
#48
A Favor
En Contra

Vosotros los ricos pensais,ya no necesitamos obreros construiremos con robots,pero nosotros tambien podemos pensar ya no necesitamos lo que nos fabricais , solo necesitamos comida,una vivienda pequeña y poder pagar los servicios basicos,hacer deporte , si podemos llegar a esa conclusion sera vuestro fin porque no podreis vender lo que fabriqueis y se ira todo al carajo,vienen largos años decadas de gran depresion

Puntuación -1
#49
Mupi
A Favor
En Contra

También es una cuestión de bajo consumo, venden menos, luego pagan menos en salarios. Todo está relacionado.

Puntuación 0
#50