Tecnología

Cómo implantar la IA en la empresa (o el truco de hacer sencillo lo complicado)

  • Qlik, especializada en analítica avanzada de datos e IA, lanza nuevas soluciones para facilitar el salto de las empresas (con buenos datos) a la era de la Inteligencia Artificial
Mike Capone, CEO de Qlik, durante su evento anual en Orlando, en el que ha presentado nuevas herramientas para facilitar la implantación de la IA en las empresas.
Orlandoicon-related

Durante los últimos años, las empresas han obedecido el mantra de que los datos eran el nuevo oro en esta época de la digitalización. Por ese motivo, han estado guardando y acumulando información de todo tipo, muchas veces sin saber exactamente para qué. Así lo indican diferentes informes de consultoras y firmas de análisis.

Ahora, parece que ha llegado el momento de sacar provecho a todo ese material. Para alcanzar esa meta, vamos conociendo herramientas que buscan precisamente simplificar esa estrategia. Es la conclusión principal del Qlik Connect, el evento anual que acaba de celebrar esta compañía especializada en integración de datos, analítica e inteligencia artificial (IA).

Qlik ha presentado en esta cita -a la que ha tenido oportunidad de asistir eleconomista.es como único medio español- nuevas herramientas que van dirigidas precisamente a facilitar esa transición desde compañías 'data-driven' a empresas 'IA-driven'. El objetivo es convertir entornos de datos complejos en información práctica para tomar mejores decisiones. Aunque también advierten de que "si la información o datos que hemos acumulado y que volcamos en ese sistema son basura, las respuestas que obtengamos después también serán basura". Así nos lo explica Jamie Kiser, Chief Operating Officer de Talend en Qlik. Precisamente su división, Talend (adquirida por Qlik en 2023), ofrece un conjunto de herramientas para recopilar datos en bruto de múltiples fuentes y homogeneizarlas de forma sencilla.

Arreglar los datos

Así, conviene empezar por el principio y, como nos dice el CEO de Qlik, Mike Capone, "conviene ponerse manos a la obra, porque todos están trabajando en estrategias de IA, pero antes hay que pulir esas bases de datos. Los grandes modelos de lenguaje (LLMs) van a evolucionar y cada vez habrá más de ellos, pero nadie va a arreglar tus datos por ti. Tienes que hacerlo tú mismo", advierte.

Los más de 40.000 clientes que ya usan las herramientas de Qlik -el más significativo en España es Caixabank- podrán aplicar con más facilidad usos de la IA con Qlik Talend Cloud y Qlik Answers. La primera de ellas se caracteriza por integrar datos de una manera ágil y en entornos privados. Porque ésta es otra de las claves: avanzar hacia la privatización de la IA de manera que los modelos de lenguaje natural que estemos enseñando no puedan, llegado el caso, beneficiar a la competencia… Los ingenieros de esta plataforma también se han asegurado de que Qlik Talend sea compatible y se comunique sin problema con otras herramientas de la nube (Qlik Cloud) y de analítica de datos (Qlik Analytics) de la misma casa.

La otra herramienta para beneficiarse de las ventajas de la IA es Qlik Answers, enmarcada en lo que conocemos como IA generativa. Como hemos tenido ocasión de comprobar con varios ejemplos, en este caso, una vez que el sistema tiene acceso a toda la información de la compañía, podemos hacerle preguntas sobre los pedidos que fueron cancelados. A partir del análisis de esa información, podrá facilitarnos informes y conclusiones, incluso recomendaciones de mejora, de por qué se produjeron esas pérdidas en las ventas. De esta manera, si concluye que esas ventas frustradas se produjeron por problemas en los envíos o retrasos en las entregas, identificará también las rutas más problemáticas, las compañías de transporte que suelen fallar más… Y, a partir de ahí, podremos tomar las medidas que consideremos. Este ejemplo sobre las ventas es extensible a otros departamentos de la compañía.

Como telón de fondo de la implantación creciente de la IA en las empresas, tenemos el tema regulatorio y la necesidad de transparencia en el uso de los datos. Para ello, desde Qlik han creado un consejo ético que asesorará a las empresas en el despliegue de sus soluciones atendiendo también a la regulación de cada país. Recordemos que en estos momentos 120 gobiernos de todo el mundo ya cuentan con algún tipo de legislación al respecto.

Una regulación global

Preguntamos a Mike Capone, CEO de Qlik, sobre la posible necesidad de converger en una regulación única global. "Lo que me gusta ver ahora mismo, que me parece genial, es cómo están colaborando los gobiernos de los países y las empresas sobre cómo podemos hacer todo esto juntos de la manera correcta. Eso es lo que va a impulsar el éxito en este mercado. No estamos viendo al gobierno tratando de detener todo y al sector privado ignorando al gobierno, sino que tienen que estar juntos y precisamente eso es lo que estamos viendo".

Qlik ha aprovechado esta convención anual para presentar una nueva alianza con Amazon Web Services (AWS) -que sigue siendo la mayor nube del mundo- para acelerar esa adopción de la IA en las compañías. Aunque Qlik tenga sus propios servicios de cloud, con este acuerdo quieren que más compañías puedan "capitalizar sus bases de datos". En palabras de Chris Grusz, director General de Alianzas Tecnológicas de AWS, "esta colaboración con Qlik ayudará a nuestros clientes a aprovechar la analítica avanzada y la computación en la nube de forma más eficaz, sobre todo, a la hora de realizar despliegues de IA generativa". "Nuestros esfuerzos combinados se centrarán en simplificar la forma en que las empresas integran y aprovechan la IA para obtener beneficios cuantificables", ha añadido.

En otro capítulo, el de la sostenibilidad, Qlik ha ampliado la colaboración con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para que esa agencia de la ONU use sus soluciones de forma gratuita para paliar los efectos del calentamiento global. Esta acción se suma a la alianza que ya aplica con la ONG C40 Cities, que viene usando esas herramientas para unificar los datos de las más de 90 ciudades asociadas, entre ellas Madrid y Barcelona. A partir de ahí, es posible establecer recomendaciones, detectar tendencias de mejora, realizar análisis preventivo o generar sinergias entre urbes con problemáticas similares. Como nos explica el responsable de la plataforma Qlik en C40 Cities, Ángel Monjarás, "cuando suba el nivel del mar, afectará por igual a una ciudad europea que a una de América, por lo que a todos nos interesa tomar medidas y establecer una hoja de ruta para evitar que eso llegue a ocurrir".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud