Tecnología

Cuando el desarrollo de software secuestra a tus expertos de negocio

Foto: Dreamstime

Julián Gómez Bejarano, Chief Digital Officer LedaMC

Ya no hablamos de la influencia del desarrollo de software en nuestras compañías, en nuestra sociedad, ahora padecemos esa influencia y uno de los padecimientos más importantes lo tiene negocio. Sus equipos son secuestrados por el desarrollo de software absorbiendo su tiempo en las múltiples pruebas que deben realizar una vez y otra y otra, pero... ¿Hay alguna forma de liberarles del secuestro? Empecemos con la inquietante verdad sobre los expertos.

Los expertos, una inquietante verdad

Philip Tetlock entrevistó a casi 300 personas que aparecían frecuentemente en los medios de comunicación realizando comentarios o dando consejos sobre tendencias políticas y económicas. El resultado fue escandaloso y ciertamente inquietante. Para realizar una predicción sobre cualquier tema era más exitoso tirar unos dados al azar que encomendarse a la sabiduría de los expertos ¿Cómo era esto posible?

Tetlock les había pedido que realizaran predicciones sobre los temas que se suponía que dominaban, preguntas como por ejemplo ¿Sería Gorbachov destituido tras un golpe de Estado? ¿Iría Estados Unidos a una guerra en el golfo Pérsico? ¿Qué país sería el siguiente gran mercado emergente? En cada caso se les había pedido evaluar tres posibles respuestas: la persistencia del status quo, algo más de libertad política o crecimiento económico, o bien menos de ambas cosas.

No parecía muy complicado realizar una estimación con estos escenarios. Pero los resultados no dejaban lugar a dudas: tirar un par de dados para elegir la respuesta correcta era más efectivo que escuchar su consejo. Y lo peor de todo no era eso, sino la sensación que tenían los expertos de que su aptitud estaba mejorada y, por tanto, tenían un exceso de confianza poco realista. No eran capaces de darse cuenta de que sus resultados no eran los adecuados.

¿Se puede confiar en un experto?

La cuestión no es si se puede confiar en un experto o no, sino cuando se puede confiar en él. El estudio de Tetlock fue difundido por Daniel Kahneman en su gran libro Pensar rápido, pensar despacio, donde nos da unas pinceladas de cómo detectar cuándo debemos seguir el consejo de un experto, puesto que, frente a los casos de los analistas políticos y económicos, nos muestra los casos de médicos, bomberos y ajedrecistas que de una forma intuitiva, quasi mágica, sí eran capaces de predecir y detectar una situación compleja de manera inmediata. Entonces, ¿cuándo aplica la visión de un experto?

El primer punto en el que fijarnos es si el contexto permite la predicción o no. El análisis político y económico es tan complejo en sí mismo que cualquier cálculo que hagamos es inmanejable. No quiero entrar en detalles, pero miremos la situación actual, ¿cuántos analistas la previeron antes de que sucediera? Antes de que sucediera, no ahora, que es fácil decir que lo hicieron.

En el caso de negocio y su secuestro por parte del desarrollo de software para las pruebas, tenemos dos contextos diferentes. Uno el propio de negocio que podrá ser más o menos predecible dependiendo de a qué nos dediquemos, es nuestro core, nuestra razón de ser. El otro comprobar que el software está bien, las pruebas. Realizar las pruebas es claramente un contexto predecible, las pruebas de aceptación de usuario y el funcionamiento del software lo son.

El segundo punto es si nuestro experto tiene el nivel de conocimientos y experiencia necesarios y suficientes para poder realizar predicciones en este entorno. En este caso, normalmente negocio tiene conocimientos de su core, pero, salvo honrosas excepciones, no tiene ese conocimiento sobre las pruebas, sobre cuáles son las pruebas adecuadas a realizar sobre la aplicación: funcionales, de diseño, de experiencia de usuario, etc. ni de cómo hacerlas de forma adecuada. Y no lo tiene, no porque no sean personas capaces y unos buenos profesionales, sino porque su objetivo real y su principal foco es sacar adelante negocio, no conocer el detalle de las pruebas, por lo que aquí un experto que esté enfocado en las pruebas que aporte ese conocimiento extra si es una ventaja real.

El tiempo y el coste

Nuestro experto en pruebas puede liberar a nuestro equipo de negocio, ya que tiene la capacidad adecuada, ¿nos interesa que los liberen de su secuestro? Si prestamos atención a ese secuestro se traduce generalmente en coste en tiempo y en coste en dinero.

Coste en tiempo, tiempo que tiene que dedicar nuestro equipo de negocio en lugar de estar en lo que debe estar realmente: ganando valor de negocio. La realización de las pruebas de los desarrollos de software, dependiendo del tamaño del desarrollo, pueden llegar a durar semanas o meses interminables que van haciendo mella en nuestro equipo. No podrán hacer otra cosa más.

Coste en dinero, ya que los perfiles de negocio suelen ser perfiles altos, muchos más altos que los perfiles de los expertos en pruebas, tanto que contar con un equipo adicional en pruebas resulta mucho más barato que éstas sean realizadas por nuestro propio equipo.

Así que libera tu equipo de negocio del secuestro de las pruebas de desarrollos de software permitiendo que las pruebas las realice un equipo de expertos, el valor de negocio te lo agradecerá.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud