Tecnología

Este es el nuevo objetivo de los hackers: las gasolineras

  • 1 de cada 4 gasolineras en EEUU dice haber sufrido uno de estos ataques
  • Debido al elevado precio de la gasolina estos ataques se han vuelto más populares
iStock

Con el precio de la gasolina por las nubes, los cibercriminales tienen un nuevo objetivo, las gasolineras. Desde marzo se han registrado numerosos ataques, sin embargo, estos no han utilizado violencia, sino que gracias a la tecnología los criminales han logrado llenar sus depósitos gratis.

Seguramente recordemos 2022 por muchas cosas, y entre ella la enorme subida de los precios de la gasolina será una de ellas. Por lo que pagabas antes para llenar tu deposito, ahora puede que no llegues ni a la mitad de este, por eso no es tanta sorpresa que las gasolineras se hayan convertido en el nuevo objetivo de los hackers.

Según informan desde NBC News, desde marzo en Estados Unidos se han reportado ya 22 arrestos que tienen que ver con personas que han hackeado una estación de servicio. Los robos de gasolina no son algo nuevo, pero es que, con el incremento en el precio, estos robos se han vuelto cada vez más sofisticados y más comunes.

Hay dos formas de robar la gasolina

El periodista Kevin Collier explicaba en NBC que los criminales tenían dos formas de acceder a los surtidores y robar gasolina. En EEUU existen dos proveedores principales de gasolina, Wayne Fueling Systems y Gilbarco Veeder-Root, y dependiendo de qué compañía suministre la gasolina a una estación de servicio los atacantes utilizarán un método u otro.

En el caso de que sea Wayne Fueling Systems quien les abastezca, los surtidores de estas gasolineras tienen un mando de control remoto con el fin de que tanto el dueño del establecimiento como los inspectores puedan acceder rápidamente a ellos.

El problema está en que a pesar de que estos controles no están regulados, se pueden comprar libremente, por ejemplo, en Ebay, por lo que cualquiera puede ir a comprarlos. Aunque es cierto que no solo se necesita un mando, sino que estos surtidores tienen un código de seguridad para poder abrirlos, la vulnerabilidad es que la gran mayoría de los dueños de gasolineras no cambian el código que viene predeterminado, por lo que es muy sencillo para los hackers hacerse con él y poder echar gasolina gratuitamente.

La otra técnica se hace en los surtidores en los que el proveedor es Gilbarco Veeder-Root, y realmente con este método no se consigue gasolina gratis, sino que te permite suministrar mucho más de lo que se registra en el surtidor.

La clave aquí es que estos surtidores tienen integrados una herramienta llamada pulsador, que tiene como función decir el precio a pagar por los litros echados. Los criminales, son capaces de construir esta misma herramienta juntado distintos dispositivos que pueden comprar legalmente en una tienda, para luego ir a una gasolinera y a lo mejor pagar 2 euros por llenar el depósito.

Tal y como está la situación, este problema parece que se va a incrementar en los próximos meses, siendo las gasolineras independientes las más afectadas porque por norma general son las que menos medios y sistemas de seguridad tienen.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

merecido lo tienen por lerdos
A Favor
En Contra

si un pavo se monta una gasolinera y no es capaz ni de cambiar el codigo de seguridad q viene prediseñado se merece q le roben a manos llenas

Puntuación 11
#1
A Favor
En Contra

Como decía Albert Einstein "Existen dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana".... aunque de primera, no estaba completamente seguro...

Puntuación 7
#2