Tecnología

La tecnología con la España Vaciada: la forma inteligente de pagar

María Luisa Jiménez Yuste, Communication Manager Topii.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 76% de los 8.124 municipios españoles han perdido habitantes desde 2013 y el 42% de los municipios españoles están en lo que llamamos la España vaciada. En estos municipios vive un 2,36% de la población española, es decir, casi 1,2 millones de personas.

El problema de la disminución progresiva de población resulta especialmente crítico en Comunidades como Castilla y Leon, Extremadura o Aragón. El problema de desplazamiento de la población joven a las ciudades donde encuentran mejores oportunidades de trabajo continúa.

El problema de la despoblación rural ha saltado a los medios y a las instituciones. Numerosos estudios regionales, nacionales o europeos tratan de encontrar soluciones que respondan a las necesidades de estos territorios.

El problema no es sencillo y tiene múltiples facetas. La pandemia nos ha enseñado que el teletrabajo podría ser una solución para muchas personas que prefieren vivir fuera de las grandes ciudades sin que eso les deba suponer una limitación en muchos trabajos.

La tecnología por tanto puede ser un factor que contribuya a mejorar las posibilidades de trabajo en zonas rurales y también puede ofrecer mejoras a la atención a estas personas mayores que viven es estas zonas, contribuir a mejoras las posibilidades y el conocimiento de sectores como el turismo rural. También puede contribuir a mejorar la atención sanitaria de los pacientes, también en la pandemia hemos aprendido que las consultas remotas pueden ser efectivas y con tecnología añadida se pueden obtener muchas pruebas de forma remota,

También tecnología puede ayudar a que las administraciones pueden contribuir a simplificar las gestiones y reducir en gran medida el número de desplazamientos a las ciudades.

Sin duda el despliegue del 5G contribuirá a mejorar las infraestructuras en zonas rurales y reducir la brecha digital que todavía existe entre ciudades y pequeños núcleos rurales.

Todas estas medidas precisan de planes muy dirigidos y colaboraciones entre administraciones públicas y empresa privadas para que puedan materializarse.

Sin embargo, centrémonos ahora en un problema de día a día y que podemos solucionar de forma sencilla: el problema del efectivo en municipios pequeños.

La concentración bancaria producida en España, la reducción de Entidades bancarias y su integración con la consiguiente reducción de oficinas para mejorar la eficiencia, ha llevado a un problema importante para muchos habitantes de zonas rurales.

En los últimos años se han cerrado la mitad de las oficinas bancarias. Esto en las ciudades supone tener que desplazarse algo más lejos para encontrar una sucursal, pero en mucho municipios ha supuesto el cierre de la única sucursal existente. El 78% de las oficinas y cajeros se concentra en municipios o ciudades de más de 10.000 habitantes y la España vaciada se queda sin acceso al efectivo. Con la reducción de oficinas se ha reducido el número de cajeros automáticos que en la mayoría de los casos se encontraban en la sucursal y que han desparecido con ella. Para muchos habitantes de zonas rurales conseguir efectivo supone tener que desplazarse a otro pueblo con la dificultad que esto supone para personas mayores.

Para hacer frente a este problema algunas instituciones o organismos como Correos están considerando la posibilidad de instalar cajeros automáticos independientes de las entidades bancarias. Si embargo, un cajero automático es un dispositivo muy caro y que precisa de mucho mantenimiento. Sólo para mantenerlo operativo se precisan 1.000 € mensuales y se necesitan 56 retiradas de efectivo diaria para pagar el mantenimiento, cosa que en pueblos pequeños no parece probable que se produzcan.

En este caso la tecnología viene en ayuda ara resolver este problema. Las entidades bancarias han desaparecido de los pueblos pequeños, pero existen otros establecimientos como supermercados, farmacias o gasolineras. Por pequeño que sea el pueblo dispondrá de un supermercado. ¿Y si pudiéramos sacar dinero directamente en el supermercado o la farmacia? Esto es posible con la aplicación de TOPII.

La aplicación de TOPII permite el pago de la compra en el supermercado mediante un código QR pero también permite la retirada de efectivo por el mismo medio.

Es una importante solución para el problema de efectivo existente en zonas rurales que según el Banco de España afecta a 1,2 millones de habitantes.

Por otro lado, la solución no supone una molestia para el propietario del establecimiento, sino que le ayuda con una herramienta que le permite hacer promociones a sus clientes, ofrecer descuentos personalizados y mejorar el servicio a sus clientes y su fidelización.

Normalmente la solución surge cuando se produce la necesidad, pero en este caso la solución está disponible para poder resolver un problema producido por la reducción de las oficinas bancarias y el número de cajeros automáticos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin