Tecnología

Desconecta de redes sociales si quieres mejorar tu salud mental, advierten científicos

  • Dejar de usar redes sociales durante una semana ayuda al bienestar mental
  • Permite tener más tiempo para uno mismo, lo cual mejora la salud mental
  • Se sigue estudiando si esta práctica es efectiva a largo plazo

Un estudio realizado por la Universidad de Bath descubrió que dejar de usar redes sociales durante una semana tenía efectos positivos para la salud mental y ayudaba a combatir la ansiedad y depresión.

Las redes sociales se han convertido en la forma en la que interactuamos con otras personas, casi sin darnos cuenta nos pasamos gran parte de nuestro día viendo publicaciones en Twitter, TikTok, Instagram y demás apps, y mientras que no le damos más importancia, esto podría estar afectando a nuestra salud mental.

Cada vez aparecen más estudios sobre los efectos nocivos que tienen las redes sociales, el último el realizado por la Universidad de Bath, Reino Unido. El objetivo de este era el de ver el cambio que había cuando dejábamos de utilizar redes sociales durante una semana, el estudio seleccionó a 172 personas de entre 18 y 72 años que usaban diariamente alguna de las apps más populares.

Al principio del estudio, las personas elegidas pasaban una media de 8 horas semanales navegando en redes sociales. Los grupos se dividieron en dos, y antes de comenzarlo recopilaron en una tabla los niveles de salud mental, depresión y ansiedad de cada uno de los participantes.

Por un lado, pidieron a los encuestados que dejaran de usar redes sociales durante una semana mientras que el otro grupo mantuvo su uso normal. Después de dicha semana, los datos mostraron mejorías en las tres categorías por parte del grupo que no había usado ninguna red social.

Esto se debía principalmente a que solo habían navegado durante 21 minutos a lo largo de toda la semana, lo que significaba que habían liberado hasta más de 7 horas de su tiempo y podían emplearlo en otras actividades.

"Navegar por las redes sociales es tan omnipresente que muchos de nosotros lo hacemos casi sin pensar desde que nos levantamos hasta que cerramos los ojos por la noche." explica el Dr. Jeff Lambert, líder de la investigación.

El estudio demuestra que dejar de usar redes sociales durante una semana tiene efectos directos a corto plazo en nuestra salud mental, sin embargo, el estudio ha continuado investigando sobre este tema para poder decretar si los efectos tienen impacto a largo plazo también, al igual que si este parón se puede utilizar para otros grupos sociales, como con niños y adolescentes.

De avanzar más en la investigación, es posible que en un futuro hacer un parón de redes sociales se convierta en una práctica para ayudar a mejorar la salud mental y combatir la depresión y la ansiedad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.