Tecnología

Patreon, la plataforma nacida en la Universidad que financia al creador

  • Cuenta con una valoración de mercado de 4.000 millones de dólares
Foto: Twitter

Patreon saltó a la fama en 2013 de la mano de Jack Conte y Sam Yam, dos compañeros que se conocieron en la Universidad de Stanford, California, EEUU. Ambos apostaron por un sector innovador que consistía en un sistema parecido al crowdfunding, pero con la diferencia de que se financia directamente al creador (músico, blogger, poeta, ilustrador o YouTuber, por ejemplo) con todos los proyectos que realice y no solo con uno en concreto. En pocas palabras, es una especia de mezcla de crowdfunding y suscripción.

A Conte, por aquel entonces miembro del dúo musical musical Pomplamoose, se le ocurrió la idea debido a su propia situación financiera. Ingresaba pocos ingresos por publicidad en comparación con lo que había invertido en su carrera. No le salían las cuentas y es cuando creyó en que habría un pequeño grupo de audiencia que estaría encantado de apoyarlo de alguna otra forma.

Entonces es cuando Conte se decidió a contactar con su compañero de habitación en la Universidad, el desarrollador Sam Yam, el cual ya había hecho sus pinitos en el mundo de las startups. Es ahí cuando música e informática se fusionaron para crear Patreon, una empresa que cuenta actualmente con más de 200.000 creadores que ganan más de 100 millones de dólares al mes gracias a más de 7 millones de mecenas.

Con Patreon puedes ofrecer a tus fans una suscripción mensual para implicarlos aún más en tu trabajo. Podrán disfrutar de contenido exclusivo, compartir experiencias con la comunidad y ver de primera mano cómo es tu proceso creativo. Los usuarios podrán pagarte cuotas mensuales o por cada post que realices, de manera que podrán ir financiándote con un dinero fijo mensual o por cada nueva obra que crees.

"Patreon me da la tranquilidad de poder crear sin estar pensando qué venderá mejor. Gracias a Patreon puedo centrarme en investigar, probar y crear piezas interesantes tanto para mi como para mi audiencia, sin tener miedo a que no sean monetizables", cuenta Amarna Miller, escritora, artista y creadora de contenidos. Para Alicia Aradilla, ilustradora, "Patreon ha sido clave para crear mi escuela de arte online y me permite tener una relación directa con mis mecenas."

El futuro de la empresa no está claro, ya que, según cuenta el propio Jack Conte, tanto él como su compañero están sopesando si hacer pública su empresa o no. "Siempre existe el riesgo de que la empresa cambie de equilibrio, y ese es un riesgo que creo que hemos visto en muchas otras empresas. No quiero que eso suceda en Patreon", cuenta Conte a la CNBC. Actualmente, Patreon cuenta con una valoración de mercado de 4.000 millones de dólares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.