Tecnología

Nuevo acuerdo entre Europa y Estados Unidos por la transmisión y protección de datos

  • La UE anuncia nueva normativa que cubra el flujo de datos con EEUU
  • Es el tercer intento de crear un marco legislativo en la protección de datos
  • Los problemas vienen por la política de recopilación de datos de EEUU

La Unión Europea (UE) ha anunciado un nuevo acuerdo con Estados Unidos (EEUU) sobre el flujo de datos transatlánticos que remplaza el fallido acuerdo del Escudo de la Privacidad en lo referido a la protección de datos de los usuarios.

El Escudo de la Privacidad era un acuerdo entre la UE y EEUU que marcaba la legislación en lo referido a la transmisión internacional de datos y en la consecuente protección de estos, sin embargo, en julio de 2020 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) anuló este acuerdo declarando que no tenía un nivel adecuado de protección.

Desde entonces, se ha vivido en un marco de incertidumbre referido a la protección de datos, que ha causado múltiples problemas entre la UE y las grandes plataformas tecnológicas como Google o Facebook.

Ha sido durante una rueda de prensa conjunta de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en la que se ha anunciado este nuevo acuerdo transatlántico.

"Hemos encontrado un acuerdo de principio sobre un nuevo marco para los flujos de datos transatlánticos. Esto permitirá flujos de datos predecibles y confiables entre la UE y los EE. UU, salvaguardando la privacidad y las libertades civiles". Declaró Von der Leyen.

Hemos podido llegar a conocer algunos detalles de este nuevo acuerdo, gracias a un comunicado publicado por la Casa Blanca, en el que cabe destacar que se creará un mecanismo con varias capas en el que se incluye un Tribunal de Revisión de Protección de Datos independiente formado por personas elegidas fuera del gobierno estadounidense.

Aunque las críticas no han tardado en llegar, y es que los problemas con la protección de datos de los ciudadanos europeos se basan en la política de recopilación de EEUU, la cual ha causado que estos marcos legislativos hayan fracasado hasta en dos ocasiones anteriores. El activista y abogado especializado en privacidad, Max Shcrems ha sido uno de los primeros en postularse y ha augurado que esta nueva ley fracasará nuevamente debido al rechazo de EEUU de cambiar sus políticas.

No obstante, esta noticia también ha sido bien aceptada, en concreto por la industria tecnológica, que desde que se tumbó el Escudo de Privacidad han tenido que pelear para poder seguir operando y almacenando información de los usuarios europeos. Tendremos que esperar a ver cómo se desarrolla esta nueva normativa y sí la transmisión de datos entre la UE y EEUU cumple con los estándares de privacidad y seguridad necesarios.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin