Tecnología

Google se rinde y no lanzará su sustituto de las cookies, pero ya está preparando otro

  • Su tecnología ya estaba siendo investigada por reguladores europeos
  • La nueva propuesta pretende proteger mejor la privacidad del usuario

El controvertido FLoC, el proyecto de Google para eliminar las cookies, finalmente no se hará realidad después de ser mal recibido por los reguladores europeos.

FLoC (Federated Learning of Cohorts) fue el intento de Google de escapar de las polémicas relacionadas con la privacidad que las grandes tecnológicas han sufrido en la última década; el objetivo era sustituir a las cookies, que permiten el rastreo de los usuarios a través de todas las páginas que visitan, y que han sido la base sobre la que Google ha construido su imperio de publicidad.

Para evitar este rastreo, FLoC funciona creando grupos de intereses en los que mete a los usuarios dependiendo de las páginas que visita; de esta manera, los anuncios pueden ser personalizados sobre esos temas sin necesidad de saber qué otras páginas hemos visitado, algo que Google llama "Privacy Sandbox", al aislar los datos. Sin embargo, organizaciones como la EFF y algunos competidores han criticado la propuesta, afirmando que el rastreo de personas concretas sería más fácil, ya que es menos probable que dos personas pertenezcan a los mismos grupos de interés.

FLoC y Privacy Sandbox han recibido un duro escrutinio en la Unión Europea, por la posibilidad de que vulnerasen la GDPR, y el pasado verano Google se vio obligada a retrasar su implementación tras los anuncios de investigaciones de autoridades competentes en Europa y el Reino Unido.

Hoy, Google ha confirmado que finalmente no implementará FLoC, después de la "respuesta de la comunidad", pero eso no significa que vaya a abandonar completamente la idea. Su nueva propuesta se llama Topics, y es una evolución del concepto basada en lo que ha aprendido y esa reacción de la comunidad.

Con Topics, nuestro propio navegador será el que registre nuestros intereses conforme navegamos por la Web. Cada página que visitamos será categorizada usando aprendizaje automático, asignándole una temática como "Coches", "Libros" o "música rock"; Google promete que no incluirá categorías "sensibles" como género o raza, y el navegador sólo se basará en el historial de las últimas tres semanas.

Cuando visitemos una página con anuncios que usen Topics, el navegador le dará tres temas aleatorios de nuestra lista de intereses (uno por cada semana); entonces, la página podrá mostrar anuncios personalizados basándose en esos tres temas.

En teoría, eso debería permitir que veamos anuncios adaptados a nuestros gustos; y, por lo tanto, más atractivos y que generen más ingresos para el anunciante. El motivo por el que se usan cookies es por la gran cantidad de información que acumulan y por lo tanto, los anuncios son muy específicos y es más probable que los pinchemos.

Para la privacidad, el elemento aleatorio también debería hacer más difícil rastrear a una persona concreta a través de Internet, ya que cada vez que visitamos una página los intereses pueden ser diferentes. Y todo esto se hace desde el navegador, sin necesidad de compartir información personal con Google o con los anunciantes.

Está por ver cómo esta nueva propuesta será recibida, pero por lo pronto, el fin de FLoC seguramente será bien recibido por organizaciones de defensa de la privacidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin