Tecnología

Los auriculares inalámbricos que se mantienen en tu oreja: probamos los Jabra Elite Active

  • Los Jabra Elite 7 Active y Elite 4 Active son la gama de auriculares deportivos
  • Usan un nuevo material que garantiza el agarre

La nueva gama de auriculares inalámbricos para entrenamiento de Jabra destaca por el uso de materiales innovadores para mantenerse en su sitio sin necesidad de accesorios.

Existen muchos auriculares inalámbricos en el mercado, y más de uno dedicado a los usuarios más deportistas que requieren la máxima seguridad para no tener que estar recogiéndolos del suelo constantemente.

Todos tienen en común lo mismo: el uso de aletas o accesorios para asegurar el auricular al oído y evitar que se caiga; una solución que funciona, pero que los hace más grandes, complejos y afecta a la comodidad.

¿Auriculares deportivos sin aletas?

En estas que llega Jabra y presenta sus Elite 7 Active, la versión deportista de los Jabra Elite 7 Pro que tanto nos gustaron el año pasado. Y para mi sorpresa, parecen idénticos a aquellos auriculares, hasta el punto de que, si ignoras el color, realmente es difícil distinguirlos en persona.

Eso supone que estos auriculares no tienen aletas de ningún tipo, y el diseño sigue siendo tan redondeado y pequeño como el de los Elite 7 Pro; no es justo lo que esperaba, y ya en la presentación me preguntaba cómo Jabra podía declarar una "sujeción total" sin ningún tipo de ayuda.

La clave, como he podido comprobar, está en lo que Jabra llama ShakeGrip, un material basado en goma de silicona líquida que recubre el auricular. Tengo que decir que, al tacto, este no es un material muy agradable comparado con el plástico de alta calidad de los Elite 7 Pro; y creo que atrae algo más el polvo, pero eso puede haber sido por mi experiencia personal. Así que las primeras impresiones no son buenas.

La cosa mejoró mucho cuando me puse los auriculares, y comprendí el propósito de este material: ofrecer una resistencia mayor y así mantenerse en mis orejas sin importar los movimientos que haga. Una vez que te los pones, estos auriculares no se mueven en absoluto, y eso es bueno no sólo si haces ejercicio; si alguna vez has sufrido con auriculares que no encajan bien y que tienes que ajustar constantemente, sabrás de lo que estoy hablando.

Es fácil olvidarse de que llevas auriculares, ya que no hay ninguna molestia al tacto que te indique que están ahí moviéndose; también ayuda mucho el peso de 5,5 gramos y el diseño de los auriculares, que no sobresale en exceso de la oreja. Y el modo "Mono" nos permite usar sólo un auricular, ideal para seguir instrucciones mientras ejercitamos y al mismo tiempo seguir escuchando nuestra música favorita.

Eso sí, debido a la manera en la que el auricular 'encaja' en la oreja, escoger la almohadilla correcta es más importante que nunca. En mi caso, tuve que cambiar a la versión más pequeña, ya que la mediana instalada por defecto provocaba que el auricular no se ajustase del todo bien; afortunadamente, Jabra incluye tres tamaños diferentes de almohadilla, que reciben el nombre de EarGels. La gracia es que no se usa simplemente el mismo diseño de almohadilla en diferentes tamaños, si no que cada tamaño tiene un diseño diferente; la lógica es que, si tu conducto auditivo es más pequeño, por ejemplo, su forma también será diferente a la de uno más grande. En mi caso, ha conseguido aislar correctamente el ruido externo, aunque no del todo.

Cancelación de ruido y funciones inteligentes

Como he apuntado antes, los Jabra Elite 7 Active son casi idénticos a los Jabra Elite 7 Pro, y las similitudes van más allá del diseño, llegando a los aspectos tecnológicos. Así que tenemos acceso a algoritmos como la cancelación activa de ruido, que nos ayudará a aislarnos del mundo mientras ejercitamos.

Como es habitual en Jabra, son buenos algoritmos, capaces de tapar los ruidos más repetitivos y los 'murmullos', y aunque siguen siendo incapaces de tapar completamente los ruidos más espontáneos, como los golpes, serán de gran ayuda para quitarnos el sonido del tráfico de la cabeza, por ejemplo.

Algo a tener en cuenta es que la cancelación de ruido no está disponible al sacar los auriculares de la caja. Es necesario instalar la app Sound+ de Jabra en nuestro móvil, e instalar una actualización de firmware. Al menos, desde la app tenemos muchas opciones, como niveles ajustables de cancelación de ruido y configuración de los controles. También tenemos la función Hearthrough, que nos permitirá escuchar nuestro entorno sin necesidad de quitarnos los auriculares.

MySound es otra funcionalidad que nos ayudará a personalizar la experiencia; tras un corto proceso, es capaz de personalizar el sonido a la forma de nuestros oídos y nuestra cabeza, creando un perfil único que resaltará los graves o los agudos, aunque siempre podemos desactivarlo. Hablando de calidad de sonido, es idéntica a la de los Jabra Elite 7 Pro y, por lo tanto, muy buena; los altavoces de 6 mm producen un sonido 'plano' pero nítido, en el que no se pierden los detalles de nuestras canciones favoritas.

Por último, cabe destacar la batería, que consigue hasta 8 horas en los auriculares y hasta 30 horas con el estuche de carga que, por cierto, se puede cargar de manera inalámbrica.

Los Jabra Elite 7 Active apuestan por un diseño muy original dentro del sector de auriculares deportivos, y sólo eso ya debería hacerlos muy atractivos para muchos usuarios. Cuestan 179,99 euros, pero si eso es demasiado, Jabra también ofrece otra alternativa.

Jabra Elite 4 Active

También he tenido la oportunidad el modelo de la gama inferior, los Jabra Elite 4 Active. Las diferencias son evidentes a simple vista, pero son auriculares más parecidos de lo que podrías pensar, y comparten muchos elementos con sus 'hermanos mayores'.

Por ejemplo, estos auriculares también son compatibles con la cancelación de ruido activa, con un rendimiento muy parecido; y aunque también es necesario activarla con una actualización conectándolos a la app oficial, tenemos acceso a los mismos niveles de personalización y a la función Hearthrough para escuchar nuestro entorno. Curiosamente, este modelo tiene una función que no está presente en el más caro, la posibilidad de activar Spotify con un toque en vez de usar un asistente personal.

Sin embargo, ahí se acaban las similitudes. Los Jabra Elite 4 Active son muy diferentes en el resto de aspectos, y perdemos funciones de personalización de sonido con MySound. Además, aunque también usan altavoces de 6mm, estos auriculares no suenan tan bien, resaltando demasiado los agudos y provocando que la banda media desaparezca un poco. Aún así, no son malos.

La gran diferencia está en el diseño exterior, ya que los Jabra Elite 4 Active no usan el material ShakeGrip, pero tampoco usan aletas ni ningún otro método para afianzar el auricular (aunque sí que usan las almohadillas EarGel). Como resultado, no son tan cómodos como los Elite 7 Active, y es más fácil que se muevan y pueden ser más propensos a caerse; ojo, eso no significa que se caigan constantemente.

En mis pruebas, he comprobado que puedo poner la cabeza en ángulos extremos y no se caen, pero es cierto que no dan tanta seguridad como los Elite 7 Active y su recubrimiento especial. Con todo, diría que están a la altura de otros auriculares semejantes. Por último, hay que recalcar que el diseño es diferente, con un estuche de carga más grande (y sin carga inalámbrica) y una menor duración (7 horas y 28 horas con el estuche).

Los Jabra Elite 4 Active están disponibles por 119,99 euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin