Tecnología

Es el Black Friday, y la red de Internet va a sufrir como pocos días del año

  • Se espera que el volumen de tráfico se dispare
  • Las operadoras se han preparado para lo peor

El efecto del Black Friday sobre Internet es notable, especialmente para las empresas encargadas de que todo funciona correctamente y no hay fallos en el servicio.

Pese a que el periodo de ofertas del Black Friday se ha extendido a prácticamente todo el mes de noviembre, el susodicho viernes sigue siendo el día en el que más rebajas podemos encontrar, y el más importante del año para las tiendas online.

Según explica GTT, el proveedor global de redes, a este aumento de tráfico generado por este día especial hay que sumar el crecimiento exponencial que hemos vivido en los últimos años; especialmente, la pandemia ha acelerado este crecimiento, generando una cantidad de tráfico que nunca habíamos visto.

Eso supone que el día de hoy probablemente se batirán varios récords de tráfico en Internet. GTT ha detectado que durante el ultimo año (octubre de 2020 y octubre de 2021) se ha producido aumento del 30% en el volumen de tráfico, lo que dice mucho de cómo hemos abrazado las compras online, y especialmente, una costumbre que proviene de los Estados Unidos y que en España no era habitual hasta la década pasada.

En una situación semejante, podríamos esperar lo peor; es comprensible tener miedo de que parte de la red mundial se caiga, con semejante cantidad de tráfico. Por su parte, GTT, una de las operadoras de IP Tier 1 del mundo y que forma parte de la "columna vertebral" de Internet, afirma estar preparada. A este nivel, los operadores mantienen altos niveles de capacidad, que aseguran que los picos de tráfico no afecten al rendimiento general; además, para las tiendas físicas, que también se pueden ver afectadas, se ofrecen servicios como SD-WAN que garantizan el ancho de banda necesario para la automatización de pedidos y existencias.

Para demostrarlo, GTT ha revelado que ya ha superado una prueba semejante. Al inicio de la pandemia, el tráfico de Internet también se disparó un 30%, como resultado del confinamiento; de repente, el teletrabajo se volvió prácticamente obligatorio, las familias y amigos sólo se podían ver las caras por videollamadas, y teníamos mucho tiempo libre que gastar viendo películas en streaming.

En aquel momento, los operadores trabajaron juntos para aumentar la capacidad rápidamente manteniendo la estabilidad. Este año, el crecimiento global se ha mantenido en los niveles de un año normal, por lo que hay optimismo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.