Tecnología

Desde detección de cáncer de mama a hablar en otros idiomas: así está usando Google la IA

  • Google tiene varios proyectos en marcha con IA
  • Algunos llevan años en marcha

Google ha demostrado algunas de las iniciativas más interesantes que usan aprendizaje automático e Inteligencia Artificial.

Hablamos de varios proyectos, ya que no en vano Google es el gigante tecnológico que más ha apostado por esta tecnología, llevándola a dispositivos como smartphones. La presentación de hoy se ha centrado en dar la voz a estos proyectos, tanto los que llevan años en desarrollo como los que ahora están descubriendo las posibilidades de la IA.

Un ejemplo lo tenemos en la traducción en directo, 'Live Translate'. Aunque la traducción usando aprendizaje automático no es precisamente nueva, Google ha demostrado el siguiente nivel usando un Google Pixel 6 con chip Tensor, que es capaz de realizar la traducción directamente en el dispositivo y en las aplicaciones. Por ejemplo, es capaz de traducir nuestros chats a otros idiomas. Si estamos hablando con alguien que usa otro idioma, sólo con pulsar un botón podemos traducir sus mensajes al nuestro, y viceversa: también podemos traducir nuestros mensajes para que sean enviados directamente en el otro idioma. También sirve para mantener conversaciones en persona, haciendo que el móvil sirva como un intérprete que obtiene lo que decimos por el micrófono y lo traduce por el altavoz.

Pero esta tecnología tiene otras aplicaciones. Una nueva app, Project Relate, está diseñada para personas con impedimentos del habla, y es capaz de 'traducir' lo que quieren decir, reproduciéndolo en el altavoz con una voz sintética y clara, o bien escribiéndolo en texto que podemos enviar o mostrar. Sólo requiere un periodo de aprendizaje, consistente en decir una serie de frases en voz alta para que la app comprenda cómo hablamos.

Mucho se ha hablado de uno de los proyectos más veteranos de Google Health, el sistema de IA capaz de detectar el cáncer de mama. Después de años en pruebas, en Google confían en que ya es capaz de encontrar casos tan bien como los médicos, y van a ponerlo a prueba con pacientes reales gracias a un acuerdo con el NHS, el servicio de salud británico.

Dos centros de salud usarán la IA en paralelo al diagnóstico habitual, pero por ahora será sólo observacional y su uso no tendrá efecto en las decisiones de los especialistas. Además, la IA trabajará sobre casos históricos de aproximadamente 50.000 mujeres para comprobar si puede ayudar durante el diagnóstico de los casos más difíciles. Los hospitales se han seleccionado por la diversidad de las poblaciones, en un intento de asegurar que no hay casos de discriminación por IA.

Pese a la polémica inicial que originó este proyecto, Google afirma que su intención no es sustituir a los médicos, sino que este sistema sirva como una herramienta que les ayude a maximizar su tiempo y ayudar a más pacientes. La privacidad es otro aspecto que fue criticado en su día, y Google ha confirmado que las pacientes tendrán la opción de no usar este sistema cuando sean admitidas.

Otra manera en la que la IA puede salvar nuestra vida es avisándonos de que se acerca una inundación, por ejemplo. La iniciativa para previsión de inundaciones dio inicio en 2018, y desde entonces se ha expandido más allá de India y Bangladesh, las regiones en las que inicialmente funcionaba. En lo que llevamos de 2021, Google ha conseguido cubrir un área en la que viven 360 millones de personas, y ha enviado 115 millones de alertas.

Ya han conseguido enviar avisos con dos días de antelación, pero están trabajando para extenderlo a 5 días de antelación. Además, conscientes de que no todo el mundo tiene un móvil, están colaborando con asociaciones locales para que estas retransmitan las alertas que envían. También están extendiendo los desastres naturales detectados, como terremotos, y los volcanes están en la lista, aunque aún tardarán en llegar.

La última novedad en IA de Google es algo más adorable: retratos de mascotas. Se trata de una nueva app capaz de reconocer las caras y la especie de los animales que fotografiamos, encontrando otros parecidos de la misma raza. Funciona con perros, gatos, peces y otros animales, y encuentra tanto fotos como arte; por ejemplo, para encontrar cuadros clásicos con mascotas parecidas a las nuestras.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin