Tecnología

Samsung revela que puede bloquear todos sus televisores inteligentes de manera remota

  • La compañía ha bloqueado televisores robados en Sudáfrica
  • Acepta que puede haber usuarios bloqueados incorrectamente

La función TV Block, presente en todos los televisores de Samsung, permite a la compañía bloquearlos, aunque esta afirma que sólo lo usa en caso de robo.

El caso de unos televisores robados en Sudáfrica ha servido para sacar a la luz una funcionalidad que la mayoría de los compradores de televisores Samsung no sabe que tiene. El país sufrió el pasado julio episodios de violencia y saqueo en las provincias de KwaZulu-Natal y Gauteng; un almacén de Samsung fue el objetivo de algunos ladrones, que se hicieron con un gran botín de televisores inteligentes. Como resultado, las ventas de televisores nuevos en Sudáfrica han caído en picado en las últimas semanas, por la cantidad de unidades nuevas disponibles en el mercado de segunda mano, según TV With Thinus.

Esta semana, la división sudafricana de Samsung ha anunciado que todos esos televisores robados ahora están inservibles; la compañía decidió activar la función TV Block para desactivar los dispositivos de manera remota y sin necesidad de encontrar a los culpables. Sin embargo, este anuncio despertó muchas dudas sobre el poder que la compañía tiene sobre sus dispositivos, incluso cuando han salido de sus almacenes.

TV Block está preinstalado en todos los televisores Samsung vendidos en todo el mundo. Es capaz de detectar si el televisor ha sido "activado indebidamente", en otras palabras, que la persona que lo ha activado no es su propietaria; también se asegura de que el televisor sólo pueda ser usado con una "prueba válida de compra".

Esta detección se realiza cuando el televisor se conecta a Internet por primera vez; además de buscar actualizaciones de sistema y de aplicaciones, el televisor comprueba si su número de serie está en un servidor externo de Samsung, en cuyo caso se bloquea y todas sus funciones son deshabilitadas.

Samsung afirma que, en el caso de los robos en Sudáfrica, sólo activó TV Block en los televisores que fueron obtenidos de su almacén, y no los que estaban en las tiendas y en manos de distribuidores. De esta manera, busca justificar el bloqueo y aclarar que las unidades bloqueadas no estaban a la venta y por lo tanto, no hay riesgo de afectar a clientes reales. Sin embargo, al mismo tiempo la compañía ha aceptado la posibilidad de que algunos clientes sean bloqueados incorrectamente, en cuyo caso sólo ha provisto un correo electrónico a través del que deben compartir una prueba de compra válida.

Además, este incidente nos recuerda que, cuando conectamos nuestro televisor a Internet, el fabricante lo sabe y puede realizar modificaciones que, puede, no nos gusten demasiado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin