Tecnología

Nueva Fitbit Charge 5, la pulsera se renueva con electrocardiogramas y medidor de estrés

  • Cuenta con nuevos sensores y puntuaciones
  • La pantalla AMOLED ahora es a todo color

Fitbit ha renovado su pulsera de actividad más popular, la Charge, con muchas novedades con las que busca ofrecer una alternativa a los smartwatches más completos.

Si queremos un dispositivo wearable, que sea capaz de medir todos nuestros datos de salud relevantes y que en base a eso, nos ofrezca información y maneras de mejorar nuestras vidas, no es necesario comprar un reloj inteligente. La nueva Charge lo demuestra, siendo la pulsera de actividad más completa lanzada por Fitbit; de hecho, es tan completa que se acerca mucho a un smartwatch.

La gran novedad de la Fitbit Charge 5 es el electrocardiograma, presente en dispositivos como el Apple Watch y que puede servir para monitorizar nuestra condición de manera más precisa, e incluso detectar posibles problemas cardiacos antes de que sea demasiado tarde. Se suma a la monitorización de ritmo cardiaco, que puede funcionar las 24 horas gracias a una mejora de la batería que la aumenta a una semana de uso.

El segundo gran añadido es el sensor EDA de estrés, que fue estrenado en el Fitbit Sense. Es capaz de medir los niveles de estrés analizando las glándulas de sudor en el dedo; es sólo parte de la información que se usará para ofrecer una puntuación de gestión del estrés, que nos dirá lo preparados mentalmente que estamos para nuevos desafíos, o si necesitamos una pausa.

Para los usuarios de Fitbit Premium, la compañía ofrece un nuevo medidor diario de preparación ('Readiness'), que usará datos como la variabilidad del ritmo cardíaco, nuestra actividad, el sueño y más para indicarnos cuándo podemos forzarnos a nosotros mismos a ir más allá, o si en cambio deberíamos priorizar la recuperación. Cada mañana recibiremos la puntuación, junto con información y recomendaciones, y nos ayudará a decidir qué es lo que debemos hacer a lo largo del día.

En cuanto al dispositivo en sí, destaca la nueva pantalla AMOLED a todo color lo que, de nuevo, hace que esta pulsera se parezca cada vez más a un reloj inteligente. Pero se espera que Fitbit anuncie su propio smartwatch en el futuro cercano, especialmente después de haber sido adquirida por Google a principios de año y después de la presentación del nuevo sistema WearOS. Los rumores indican que Google podría lanzar su propio smartwatch, basado en hardware de Fitbit, pero no se ha confirmado nada aún.

La Fitbit Charge 5 estará disponible a finales de septiembre, con un precio de 179,99 euros con seis meses de Fitbit Premium incluidos. Ya está disponible para reservar en su página oficial.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin