Tecnología

El Museo del Prado abre su 'Puerta Digital' con la ayuda de Telefónica

  • La pinacoteca desarrolla su digitalización para mejorar la rentabilidad
  • La teleco desarrolla la gestión del público y la compra online de entradas
  • El museo recibe cada año más de tres millones de visitantes
Acceso de la Puerta de Goya del Museo del Prado.

El Museo del Prado abre estos días un nuevo acceso distinto a las tres icónicas puertas de la pinacoteca: Goya, Velázquez y Murillo, cada una de ellas vigilada por las respectivas estatuas de los célebres pintores. Esta cuarta vía de entrada a la mayor casa de la cultura española es virtual y está diseñada y desarrollada por Telefónica Empresas. Todo son ventajas ya que la iniciativa tecnológica facilitará las visitas de los más de tres millones de personas que cada año acuden a la pinacoteca madrileña. Entre otras fortalezas, el nuevo sistema de gestión "permitirá la compra de entradas de manera sencilla, en menos de dos minutos, desde cualquier dispositivo móvil, sin gastos de envío y con la posibilidad de cambio de fecha y hora de visita tras la adquisición", según explican fuentes de la 'teleco'.

La tecnología contribuirá a que todo resulte más cercano, eficiente y moderno, además de más autónomo, inmediato y ágil. Al mismo tiempo, la nueva plataforma aportará rigor en la obtención de los datos y responderá de inmediato a las nuevas necesidades de la institución. Así lo describen los principales responsables de un trabajo que supone un nuevo hito en la historia de la digitalización del Museo del Prado, en un proceso en constante evolución.

Entre otros detalles, el visitante podrá acceder a un sistema de ventas unificado para todos los productos y servicios ofertados por el Museo Nacional del Prado (entradas y actividades paralelas como conferencias o jornadas). Asimismo, se podrán autogestionar de manera inmediata y desde el móvil sus compras con acceso directo a través de la generación de un código bidireccional (QR) en el propio dispositivo móvil.

Miguel Falomir, director del Museo del Prado, ha elogiado la relevante contribución de la tecnología "para gestionar el flujo cada vez mayor de visitantes que acude al museo". En esta nueva página de la modernización de los servicios del Prado, el papel de Telefónica en el proceso de transformación digital ha sido fundamental a través de la denominada Puerta Digital. "Para nosotros significa un paso adelante cualitativo y cuantitativo muy importante, es lo que va repercutir en la centralización y la optimización de todos los recursos que procura el museo a sus visitantes", según explica su primer ejecutivo a través de un vídeo informativo.

A partir de ahora, el Museo del Prado, podrá implantar una serie de mecanismos de planificación para anticipar las necesidades en materia de público que tiene cada día, contribuyendo a que la experiencia de los visitantes sea excepcional desde el primer contacto digital que tengan con la pinacoteca. Según datos oficiales, los ingresos por venta de entradas superan los 20 millones de euros al año.

Proceso de compra

Noelia Ibáñez, jefa de área de Atención al Visitante del Museo Nacional del Prado, considera que los beneficios de Puerta Digital para los visitantes se centrarán especialmente en la adquisición de la entrada, "con un proceso de compra absolutamente intuitivo, sencillo, rápido y cómodo para el visitante". Para el público profesional, el sistema pone en marcha un área privada para ofrecer "una relación directa con el Prado para gestionar las compras, reservas, devoluciones, anulaciones. Asimismo, el personal del museo puede anticiparse al día a día de la institución gracias a las conclusiones extraídas de la analítica de los datos. Para esto último se utiliza la herramienta MUSA, un aplicativo de 'data discovery'. Se trata de una aplicación de análisis de almacenamiento de datos diseñada para "poder tomar decisiones acorde a los tiempos que corren. Es una anticipación que nos va a convertir en un museo mucho más rentable y accesible".

Migración a la nube

Adrián García Nevado, director General de Empresas de Telefónica España, ha indicado que el rol de la teleco en este proyecto ha consistido en "proveer una solución 'end to end' que cumpla todos los requerimientos del cliente, tanto en términos de funcionalidad como en términos de infraestructuras". Este proyecto provee un tablero ( dashboard) integrado con capacidades analíticas para que el museo pueda tomar mejores decisiones. "Incluye también la migración a cloud para que esta plataforma sea escalable y segura". Además, la herramienta es modular y, por lo tanto, está preparada para crecer o modificarse en la medida de las necesidades del museo, tanto las actuales como las del futuro", explica el directivo.

Para completar los servicios, Telefónica Empresas también proporciona la securización del acceso a WiFi y 4G de los sistemas de gestión y la gestión remota de los dispositivos", añade el directivo de Telefónica Empresas.

Según señalan los responsables del Prado en el video promocional, "con puerta digital somos pioneros en el uso de tecnología para mejorar la experiencia de nuestro público". De hecho, añaden, "la tecnología es la puerta a la cultura, su pasaporte, es lo que hace que los muros de este museo desaparezcan y que todos, cualquiera, pueda entrar en él y contemplar y disfrutar de sus cuadros".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.