Tecnología

Realme reivindica el poder de la clase media de la telefonía móvil

  • Lanza los modelos Realme 7 y Realme 7 Pro, entre 179 y 279 euros
  • Incorpora prestaciones de la alta gama con precios inferiores a los 300 euros
  • El fabricante indio es el quinto mayor vendedor de móviles en España, en pugna con Oppo
Modelo Realme 7 Pro.

El fabricante de telefonía móvil Realme está acostumbrado a dislocar los esquemas del mercado con móviles cuyo precio se encasillaría en la gama media, pero con prestaciones propias del tope de gama. Con ese espíritu contestatario, la compañía india acaba de presentar su familia 'Realme 7', en sus versiones 7 y 7 Pro, que llegarán al mercado español desde la próxima semana. Ambos equipos están llamados a seducir a los consumidores que consideran la relación calidad precio como primer elemento de decisión. Así, Realme 7 ofrece precios desde 179 euros para su versión de 4 GB con 64 GB; 199 euros para el equipo con 6 GB de Ram con 64 GB y 249 euros para el modelo de 8 GB con 128 GB de disco duro interno. Todos ellos llegarán a los escaparates el próximo 21 de octubre (en preventa desde el 16 de octubre). Por su parte, el Realme 7 Pro (8 GB y 128 GB) se pondrá a la venta en España el próximo 13 de octubre con un precio de 279 euros.

Realme 7 Pro destaca por el equilibrio de sus atractivos, con nota alta en diseño, potencia, pantalla y batería. El procesador Qualcomm Snapdragon 720G de la versión Pro marca distancias respecto al Mediatek Helio G95 del Realme 7. Aunque este sobresale entre los aficionados al gaming, debido a su frecuencia de refresco de 90 hercios, lo que supone 30 actualizaciones por segundo más que su hermano Pro.

Las mejoras de Realme con la gama 7 respecto a la inmediatamente anterior son especialmente relevantes en la batería, ahora de 5.000 miliamperios, frente a los 4.300 miliamperios del Realme 6. Semejante capacidad invita a realizar un uso casi obsesivo del móvil sin que se eche en falta la energía ni en las jornadas más agotadoras. Además, el Realme7 Pro (con pantalla de Super Amoled de 6,4 pulgadas) incorpora la tecnología de carga SuperDart de 65 W, propio de los smartphones del segmento más alto del consumo. Esa novedad permite renovar la energía completamente al equipo en apenas 34 minutos.

La mejora en el aspecto del móvil es otra las fortalezas de la nueva criatura del quinto fabricante mundial de móviles (siempre en reñida batalla comercial con Oppo). Elegante con sus cromados degradados en dos tonalidades de color y con sus juegos de sombras, luces y espejos, la carcasa trasera representa otro notable avance respecto a su inmediato pasado.

El modelo 'Realme 7 Pro' también está sobrado de memoria, no sólo por su disco duro interno de 128 GB, tanto en el modelo de 6 GB y 8 GB, sino por la triple ranura para disponer una SD de hasta 256 GB y hasta dos tarjetas SIM distintas. Otras de las prestaciones de los dispositivos de gama alta se aprecia en el desbloqueo de huella en pantalla, las aplicaciones de inteligencia artificial asociadas a la óptica de Sony y la calidad de su sonido, con altavoces estéreo duales Dolby Atmos Hi-Res.

Para completar la oferta, Realme ha ampliado la garantía de reemplazo de uno a dos meses y un periodo de cobertura por posibles defecto de tres años a garantía, también superior al del resto del mercado. "Estamos tan convencidos de que nuestros teléfonos funcionan siempre bien que nos permite comprometernos en estos plazos", explican fuentes del fabricante.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin