Tecnología

El segundo 5G de Realme combina una pantalla de 120 Hz con una batería potente

Tras el Realme X50 Pro, la marca lleva el 5G a más bolsillos con el X50 5G, un terminal con una pantalla con una tasa de refresco de 120 Hz ideal para videojuegos y una batería de dos días de duración con carga rápida, así como un sistema de enfriamiento. En un primer vistazo, podemos hablar de un gran dispositivo a un precio asequible y con especificaciones que prometen.

A este smartphone le da potencia un procesador Qualcomm Snapdragon 765G, que admite 12 bandas de 5G de todo el mundo sin importar el operador y con el que se han optimizado, tanto el gasto de energía del teléfono como el renderizado a la hora de jugar a videojuegos en el móvil. Asimismo, se le ha incorporado una tecnología de enfriamiento denominada 'high efficiency liquid cooling system' que disipa el calor.

La batería es de 4200 mAh, con una carga rápida de 30W que carga el móvil en 30 minutos para que funcione todo el día (un 70% de carga, aproximadamente), con posibilidad de cargarlo incluso cuando se está jugando con el móvil y que se cargue más del 40% en apenas media hora. La capacidad de almacenamiento es de 128 GB con una RAM de 6 GB. Entre otras características, incluye altavoces lineales con compatibilidad con Dolby Atmos y con Hi-Res Audio y función NFC. El sistema operativo es Realme UI basado en Android 10.

El Realme X50 5G incorpora una cuádruple cámara que viene colocada en una isla con un diseño similar a todos los de este año de la gama, con el flash aparte y colocado en la parte superior izquierda. La lente principal es de 48 MP, acompañada de un ultra gran angular de 8 MP, un macro de 2 MP y una lente de profundidad en blanco y negro, especial para retratos. En la parte frontal, dos cámaras para las selfies, una de retrato de 2 MP y un ultra gran angular de 16 MP, colocadas en un notch en la parte superior izquierda de la pantalla.

En cuanto a la pantalla, tiene 6,57 pulgadas, con resolución FullHD+ de 2.400 por 1.080 píxeles en un formato 20:9, recubierta por Gorilla Glass 5 y con una tasa de refresco de 120 Hz, que una vez más remarca la capacidad de este smartphone para ser un buen compañero de videojuegos y que, además, parece no impedir que el teléfono aguante encendido hasta dos días con una batería potente como la presentada. Aunque Realme acostumbra a poner el desbloqueador de huellas en la parte frontal, esta vez se coloca en el lateral derecho del teléfono.

Este smartphone estará disponible a partir del 8 de julio en precompra por 329 euros y a partir del 14 de julio de forma oficial en los colores hielo plateado y verde jungla en AliExpress y la web de Realme por 339 euros.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin