Tecnología

One Plus 8: los más y los menos de un modelo que destaca por su hardware

OnePlus sacó el mes pasado su serie 8, del que deriva este modelo principal que destaca por la buena calidad de la pantalla, una cámara triple y una batería duradera.

A simple vista, el modelo es especialmente bonito. En elEconomista hemos podido probar el azul, un color muy llamativo y elegante que se sigue apreciando incluso con la carcasa de silicona transparente puesta, que viene junto con el teléfono. La cámara frontal viene incorporada en la parte superior izquierda de la pantalla. Ocupa un pequeño espacio de la barra superior, por lo que la hora y otros avisos quedan desplazados hacia la derecha. En la parte trasera, la triple cámara y el flash en la parte central dejan un dispositivo muy simétrico.

A la izquierda, los botones de volumen, y a la derecha damos con el botón de encendido/apagado y con un detalle curioso original de los iPhone: una pestaña para poner el sonido en silencio, sonido o vibración (que nos ha parecido especialmente útil). El botón de bajar volumen y de encendido se encuentran prácticamente a la misma altura, lo que a veces (muchas veces) provoca que, al intentar bloquear al móvil, hagamos una captura de pantalla sin querer.

En la parte superior e inferior, nos encontramos con dos micrófonos, un altavoz, un cable USB tipo C y una ranura para dos tarjetas SIM y una micro SD (y, sí, pueden ponerse las tres a la vez, a diferencia de otros modelos). Aunque en sí el modelo pesa bastante (180 gramos) no se aleja de sus principales competidores – algunos de los cuales pesan más de 200 gramos – y no impide que sea un modelo delgado muy cómodo de agarrar.

La pantalla es una Fluid AMOLED de 90 Hz, curvada y de 6,55 pulgadas con HDR10+. Se trata de un modelo especialmente inmersivo. Aunque no tiene la tasa de refresco ni el tamaño del modelo Pro, ofrece una calidad increíble con sensibilidad táctil hasta los límites de la pantalla. La configuración de brillo automática funciona muy bien y viene con la herramienta para el modo lectura, que evita la luz azul de los teléfonos.

¿Y por dentro?

El procesador que utiliza es el Qualcomm Snapdragon 865, que promete un rendimiento un 25% más rápido que en versiones anteriores y cuenta con 5G. La CPU es de ocho núcleos y, la verdad, no hay aplicación o juego que se le resista. En cuanto a la RAM, el modelo que hemos podido probar es el de 12 GB y 256 GB de memoria interna, una capacidad que complementa la potencia del procesador y que lo convierte en todo un smartphone de última.

Otro punto fuerte es la batería: 4300 mAh que, haciendo uso del teléfono, ayuda a que este se mantenga activo más de dos días. En stand-by puede estar, fácilmente, cuatro o cinco días. La carga es especialmente rápida, en menos de una hora se carga completamente y en apenas 20 minutos se carga el 50%.

Resulta asimismo atractivo el interior del teléfono: los detalles están muy cuidados, los iconos son elegantes y el fondo de pantalla que viene predeterminado se mueve a la vez que desplazamos la pantalla. A diferencia de otros modelos, de los One Plus se agradece mucho que todas las aplicaciones estén en un solo apartado (al que se llega deslizando la pantalla principal hacia arriba) y no que haya que desplazar todas las pantallas para llegar a donde se quiere.

Cámaras

Cámara 48 MP / Gran angular

Cuenta con triple cámara de 48 MP, con un sensor principal con OIS, un ultra gran angular de 16 MP y una lente macro de 2 MP. Aunque hemos quedado gratamente sorprendidos con las dos primeras, en el caso del macro el resultado no ha sido el mismo: pongas a la distancia a la que pongas la cámara, muchos fondos de imagen quedan difuminados de una forma extraña.

Fotos sacadas con la lente macro.

Aunque un macro siempre es una buena opción, este caso quizá se echa en falta un súper zoom. En algunas escenas nos encontramos con que falla la estabilización y al mínimo movimiento salen un poco borrosas. La cámara frontal, a la contra, ha dado muy buenos resultados incluso en escenas a contraluz.

En el caso del vídeo, encontramos una buena resolución en un modelo que deja grabar en 4K y que incluye editor. Incluye modo súper estable, pero solo se puede activar cuando la frecuencia es 30 fps y no cuando optamos por 60 fps.

En resumen

Se trata de un modelo muy puntero en algunos aspectos pero que no ofrece las mejores características en cámara en gama alta (cuesta 709 euros). Aun así, se trata de un modelo cómodo de usar, especialmente bonito, con herramientas interesantes y útiles y una pantalla curvada realmente impresionante.

One Plus 8 y las dos carcasas de plástico que ha diseñado la marca.
comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin