Tecnología

El beneficio neto de Xiaomi en 2019 fue un 25% menor a pesar de aumentar sus ingresos

  • La compañía afirma que ya ha recuperado el 90% de su producción
  • Subraya que la recuperación tendrá lugar en unos meses

El fabricante tecnológico chino Xiaomi, conocido en Europa sobre todo por sus teléfonos móviles, se anotó un beneficio neto de 10.102,9 millones de yuanes (1.300 millones de euros) en el conjunto de 2019, lo que equivale a un descenso del 25% en comparación con el año anterior, según ha informado este martes la empresa.

El descenso en el resultado neto se debe a atípicos financieros, ya que durante el año pasado la empresa registró un impacto positivo de 12.514,3 millones de yuanes (1.610 millones de euros) por el cambio de valor contable de sus participaciones preferentes en otras empresas.

La cifra de negocio del fabricante alcanzó los 205.838,7 millones de yuanes (26.480,9 millones de euros) hasta diciembre, lo que equivale a un alza del 17,7%. Por segmentos de negocio, las ventas de teléfonos móviles crecieron un 7,3%, hasta situarse en 122.094,9 millones de yuanes (15.707,4 millones de euros), mientras que el área de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) y estilo de vida se situó en 62.088 millones de yuanes (7.986,7 millones de euros), un 41,7% más, y la división de servicios de Internet se elevó un 24,4%, hasta los 19.841,6 millones de yuanes (2.552,3 millones de euros).

El coste de los productos vendidos en el conjunto del año fue de 177.284,6 millones de yenes (22.804,9 millones de euros), un 16,1% más, mientras que la partida de gastos de venta y marketing fue de 10.378,1 millones de yuanes (1.335 millones de euros)

Entre octubre y diciembre, Xiaomi registró un beneficio neto de 2.436,2 millones de yuanes (313,4 millones de euros), un 28,2% menos, tras un alza del 27,2% de los ingresos, hasta 56.469,7 millones de (7.263,6 millones de euros).

Impacto del coronavirus

En un encuentro telefónico con la prensa, el presidente de Xiaomi, Wang Xiang, y el director financiero y presidente de internacional, Shou Zi Chew, han explicado que la compañía ya ha recuperado entre el 80% y 90% de su capacidad de producción en China después del impacto que tuvo el brote de coronavirus en el país y que le llevó a cerrar temporalmente sus fábricas.

En este sentido, han señalado que el momento más difícil de la crisis fue el mes de febrero, y esa fase ya se ha superado. Además, han asegurado que, con su nivel actual de producción, son capaces de satisfacer la demanda global de sus productos, así como que no están registrado problemas "serios" de suministro por la expansión del brote a otros países o regiones.

Respecto a Europa, han subrayado que vigilan atentamente la situación en la zona y que en la compañía están haciendo todo lo posible para apoyar al continente en su lucha contra el coronavirus, como refleja, por ejemplo, la reciente donación de mascarillas. "Pensamos que Europa será capaz de luchar contra la epidemia", ha asegurado.

En cuanto al comportamiento del mercado en la región, destaca que, si se toma como referencia lo ocurrido en China, habrá un "gran impacto" en su actividad en los meses de marzo y abril por el brote de coronavirus, pero en mayo se verán "signos" de una recuperación que tendrá lugar en "dos o tres meses".

De hecho, señala que en China se registró una fuerte caída de las ventas al principio de la epidemia, pero el mercado ya ha entrado una fase de total recuperación que ha superado sus expectativas. Por este motivo, asegura que son "cautelosamente optimistas" en general con la evolución de los mercados afectados por el coronavirus.

"Estamos vigilando de cerca --la situación-- y evaluando su impacto, ya que probablemente retrase el consumo en los países afectados. Si bien nuestra demanda en el extranjero sin duda se verá afectada, particularmente en el segundo trimestre de 2020, creemos que el impacto general es actualmente manejable", incide Xiaomi.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin