Tecnología

Las videoconferencias y el vídeo en streaming doblan el tráfico de datos en España debido al coronavirus

  • Los usuarios se conectan con mayor frecuencia y durante más tiempo

El #quédateencasa ha tenido un efecto claro en cómo nos comunicamos y en cómo ocupamos nuestro tiempo día a día, algo que sin duda ha tenido mella en el uso de internet. Conectarnos con familiares, amigos o con el entorno empresarial o dedicar más tiempo al entretenimiento ha hecho que se duplique el número de usuarios en el tráfico relativo a videoconferencias y streaming y aumentando un 30% el tráfico de servicios de gaming online.

De esta forma, el tráfico procedente de las redes de distribución de contenido se ha incrementado un 50% desde el inicio de la crisis del COVID-19. El punto de intercambio de internet DE-CIX Madrid ha experimentado un aumento del tráfico de un 18% respecto al mes de febrero, hasta los 494,74 Gigabites por segundo, una cifra récord registrada el pasado viernes 20 de marzo y que supera a la del sábado 14, día en que comenzó el confinamiento oficial en España.

Desde DE-CIX Madrid también han observado que la media de tráfico de datos en los nodos de internet también ha aumentado un 18% con respecto al mes pasado. Los usuarios se conectan ahora con mayor frecuencia y durante períodos más largos del día.

"Normalmente, el tráfico de datos los nodos de Internet se mueve en forma de ola y refleja el ritmo del uso diario de Internet, comenzando a las 6 de la mañana y alcanzando su pico máximo alrededor de las 9 de la noche. Ahora casi todo el mundo está en casa, por lo que estas olas se están aplanando y el tráfico de datos se distribuye a lo largo del día, pero con mayor volumen de media", añade Ivo Ivanov, CEO de DE-CIX International, analizando el cambio de comportamiento de los usuarios desde la crisis de COVID-19.

En esta crisis, internet está siendo clave: el uso de redes sociales ha aumentado un 55% en España, más que en ningún otro país europeo, y las plataformas de Streaming han detectado tal tráfico de datos que han tenido que bajar la calidad de sus vídeos para poder asumir el movimiento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.