Tecnología

Zuckerberg asume que Facebook tendrá que pagar más impuestos en Europa

El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, acepta que las reformas fiscales globales supondrán que el gigante de las redes sociales tendrá que pagar más impuestos en diferentes países.

Las normas sobre impuestos transfronterizos están pendientes de ser reescritas después de que 137 países buscaran el mes pasado evitar una nueva guerra comercial por la multiplicación de impuestos a los negocios digitales a lo largo del globo.

"Aceptamos que [las reformas] pueden significar que tengamos que pagar más impuestos y en diferentes lugares bajo un nuevo marco legal", se espera que diga Zuckerberg en un discurso que pronunciará en la Conferencia de Seguridad de Múnich, según adelantó Politico.

"Entiendo que exista una preocupación sobre cómo son gravadas las compañías tecnológicas en Europa. También nosotros queremos una reforma fiscal y me alegro de que la OCDE esté tomándolo en consideración", publicó Politico citando el discurso de Zuckerberg.

Amazon, Facebook y Google se han visto favorecidos por las normas actuales al darles la posibilidad de registrar sus beneficios en países con sistemas impositivos laxos como Irlanda, sin importar donde generen su negocio.

Representantes de distintos gobiernos acordaron negociar nuevas regulaciones sobre dónde se deben pagar los impuestos y qué parte de los beneficios debe ser gravada cuando las grandes empresas digitales y otras empresas orientadas al consumidor no cuenten con presencia física en un mercado determinado, según anunció el mes pasado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Un número creciente de países están preparando sus propios impuestos digitales a nivel nacional ante la ausencia de una reformulación importante de las reglas internacionales, a pesar de la amenaza de Washington de tomar represalias mediante aranceles comerciales al considerar que tales gravámenes son discriminatorios contra los grandes grupos tecnológicos de Estados Unidos.

Los responsables de la política fiscal de los distintos países disponen tan sólo de unos meses antes de la fecha límite de principios de julio que fijaron para alcanzar un acuerdo sobre los complejos parámetros técnicos a aplicar. Su objetivo es llegar a un acuerdo completo para finales de 2020.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.