Tecnología

Alemania pagará más de 800.000 euros por Windows 7

El pasado 14 de enero se anunció que todos los ordenadores con este sistema operativo dejarán de recibir actualizaciones del software para que los nuevos programas y aplicaciones sigan actuando en su máximo rendimiento. A pesar de tener casi 10 años, el Windows 7 aún está entre los más usados del mundo.

En el caso de Alemania, se trata de al menos 33.000 ordenadores gubernamentales que aún no han migrado a Windows 10 y que continúan con el sistema operativo antiguo.

Ante esta situación, el Gobierno alemán ha decidido pagar más de 800.000 euros por una prórroga que dure todo este año 2020 y que permitirá a Windows 7 seguir recibiendo soporte y actualizaciones.

Windows ya anunció que, en el caso de las empresas y agencias gubernamentales, estas podían pagar para seguir dando apoyo a sus sistemas operativos, si bien el precio de la factura se va incrementando año a año.

El Secretario de Estado alemán, Günter Krings, ha explicado que, aunque desde 2018 se han estado actualizando los ordenadores que forman parte del Gobierno a la versión más reciente de Windows, no han logrado hacer la migración en el tiempo estipulado.

El precio de estas actualizaciones sube de forma progresiva, de forma que la prórroga de Windows 7 Enterprise, el cual es utilizado por la mayoría de las grandes empresas, cuesta aproximadamente 22 euros por equipo este año, un coste que subirá a 45 euros por dispositivo en 2021 y nuevamente a 94 euros en 2022.

Como ya le pasó al XP hace cinco años, los ordenadores con Windows 7 se podrán seguir utilizando aunque no tengan soporte técnico. Sin embargo, desde la marca aconsejan renovar el sistema operativo si el dispositivo lo permite o comprar un nuevo ordenador para no quedarnos atrás en las actualizaciones de seguridad.

La ciberseguridad puede ser el tema más importante en el que se pone el foco cuando un sistema se queda sin soporte técnico, pero no es la única razón. A la larga los programas dejarán de hacer versiones compatibles con el Windows 7 o sus actualizaciones tendrán unas exigencias técnicas que este sistema no podrán soportar.

Hay que tener en cuenta que el uno de cada cuatro ordenadores en el mundo sigue funcionando con Windows 7 según los datos de diciembre de NetMarket Share. Todos los ordenadores de menos de tres años tienen la oportunidad de pasar fácilmente al nuevo Windows 10 (aunque pueden acusar algunos problemas en ciertas funciones como el desbloqueo con reconocimiento facial), los más antiguos lo tienen más complicado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin